Inesperado

Los escándalos que Shakira prefiere olvidar

La colombiana protagonizó varias polémicas en su carrera.
domingo, 1 de agosto de 2021 · 10:17

Shakira es una de las artistas colombianas más queridas y exitosas del mundo. No le gusta que se hable de ella por razones lejanas a su música, intenta llevar una vida discreta, pero en varias ocasiones protagonizó escándalos. Siempre logró salir ilesa de estas situaciones, sabe cómo tratar a la prensa, es muy inteligente. 

En el verano del 2010, se encontraba en Barcelona, rodando un videoclip, en el que tenía que bañarse en una fuente pública y andar en motocicleta, cuando fue sorprendida por la policía. Como Shakira y su productora no tenían los permisos necesarios, tuvo que abonar una multa. Además, no llevaba el casco reglamentario. 

“La verdad, sí tenía que haberme puesto casco. ¿Pelo o casco? La decisión era simple. O me veía guapa con el pelo suelto o me ponía el casco. No me han cobrado la multa, pero sí, la voy a pagar, a ver si así no molestan más”, expresó contundentemente la intérprete de "Inevitable". En esa misma estadía, tuvo otro problema con su chofer, ya que este no tenía el carnet para utilizar el vehículo con cristales tintados. 

Al otro año, Shakira abandonó sentimentalmente a Antonio de la Rúa, empresario e hijo del expresidente argentino, pero explicó que ambos iban a continuar trabajando juntos en el ámbito artístico. En el 2012, Antonito demandó a la colombiana ya que aseguraba haber creado muchos de sus éxitos y su imagen.

Shakira y Antonio de la Rúa.

La demanda era por 100 millones de dólares, finalmente el juzgado de L.A. la desestimó y la artista no tuvo que pagar nada. Años más tarde, Shakira lanzó “Hips Don’t Lie”, una canción que se convirtió en un éxito al poco tiempo de ser lanzada, pero por la que la artista fue acusada de plagio. Algunos aseguraban que las trompetas del comienzo eran muy parecidas a las de “Amores como el nuestro” de Jerry Rivera. Lo mismo le sucedió con la canción del Mundial 2010 de Sudáfrica “Waka Waka”.

En el 2017, Shakira fue acusada de trasladar sus ganancias a paraísos fiscales para no pagar impuestos. "Shakira trasladó sus derechos musicales y activos musicales, derechos intelectuales y marcas, valorados en 36.6 millones de dólares, a su sociedad Turnesol Limited, con sede en Malta", expresó la prensa.