Declaraciones inéditas

El testimonio más esperado que desvela cómo se resolvió el secuestro del padre de Julio Iglesias

El cantante madrileño se culpó por la desaparición de su progenitor, el doctor Julio Iglesias Puga.
domingo, 1 de agosto de 2021 · 06:00

Como es de público conocimiento, Julio Iglesias vivió un verdadero infierno el pasado 30 de diciembre de 1981 cuando su entonces mánager, Alfredo Fraile, le comunicó que su padre había desaparecido. De momento, la revista "¡Hola!" desvela un testimonio inédito a través de su podcast: "Julio Iglesias, del hombre a la leyenda". 

En el episodio cuatro, el relato avanza en alusión al secuestro de Julio Iglesias Puga, progenitor del artista de fama internacional, quien fue privado de su libertad por la banda terrorista ETA. "¿Qué le ha pasado a mi padre?", se preguntaba con desconcierto la celebridad.

El medio citado explica que el ginecólogo ingirió pastillas en contra de su voluntad y su secuestro supuso el capítulo más angustioso en la vida del intérprete de "Me olvidé de vivir". "Le obligaron a tomar un puñado de pastillas, le vendaron los ojos y le dieron un golpe seco", explica el portal de noticias.

La desaparición de su padre le hizo preguntarse al esposo de Miranda Rijnsburger "si tanto esfuerzo merecía la pena".

Además, es Joaquín Domingo Martorell el encargado de revelar los detalles que, hasta ahora, se desconocían sobre el penoso suceso, siendo en aquel momento el comisario que resolvió el secuestro del doctor y que, posteriormente, trabajó en Miami para el músico de 77 años.

Ellos se hicieron pasar por una televisión alemana para hacerle una entrevista y le regalaron un televisor que pagaron con un cheque sin fondos. Necesitaban dinero y encubrieron el secuestro como delincuentes comunes.

Tras estas palabras, el Comisario Jefe de la Brigada Central de Información explicó cómo la organización terrorista se camufló para no llamar la atención y negociar "una tregua con el gobierno que presidía Leopoldo Calvo Sotelo", dijo.

Este triste episodio llegaba a la vida del compositor cuando él aún estaba inmerso en una profunda depresión tras la reciente separación de su entonces esposa y madre de sus tres hijos mayores, Isabel Preysler.

El dramático secuestro de Papuchi que mantuvo en vilo a Julio Iglesias y a toda España.

Si bien el productor discográfico estaba en el auge de su carrera artística, este terrible suceso le hizo repensar muchas cosas y se culpó por la desaparición de su progenitor, el doctor Julio Iglesias Puga.

El secuestro de mi padre es un tributo más, el más dramático y duro que yo pago por mi éxito. Si no fuera quien soy, a mi padre no le hubieran secuestrado. Eso está claro, eso me atormenta.

Los días parecían no transcurrir y se hacían eternos en su casa de Indian Creek, donde el también licenciado en Derecho esperaba paciente y cabizbajo las novedades. "Solo quiero ver a mi padre sano y salvo", se repetía abatido de dolor e incertidumbre.

La revista "¡Hola!" revela el horror que vivió Julio Iglesias Puga en "Julio Iglesias, del hombre a la leyenda" (episodio cuatro).

Luego, el director del Mando Único de la Lucha Antiterrorista manifestó al portal citado que ya habían pasado 15 días del secuestro cuando la brigada operativa comenzó a infiltrarse en la zona en la que se encontraba aislado Papuchi. De acuerdo a su declaración, rompieron las ventanas con granadas y avanzaban "para evacuar al padre de Julio Iglesias cuanto antes".

Finalmente, Joaquín Domingo Martorell confesó que el día en que irrumpieron con todo y encontraron la ubicación de la banda terrorista ETA, Julio Iglesias no se encontraba en su casa, pero fue el primero en enterarse de la exitosa operación que llevaron a cabo las autoridades. Respecto a cómo encontraron al ginecólogo, fue preciso y valoró la fuerza del médico durante sus días de calvario.

Él escuchó los ruidos de la entrada, de las explosiones que se produjeron y estaba sentado en la cama. Cuando nos vio entrar, lo único que él nos dijo fue: 'Cuánto habéis tardado'.