ESCÁNDALO

Los temas más vergonzosos que el Príncipe Harry debería incluir en su esperada autobiografía

Porque la mejor forma para que el Duque de Sussex sane, es contar absolutamente todo. Todo.
sábado, 31 de julio de 2021 · 02:00

Si es cierto que el Príncipe Harry desea plasmar sus memorias en una saga de 4 publicaciones, de las cuales la primera tendrá fecha de salida justo en la celebración del Jubileo de Platino de la Reina Isabel, y el último de estos libros verá la luz solo después del fallecimiento de esta, consideramos que hay ciertos temas que no se pueden dar por eludidos, ¡pues si va a contarlo todo, tiene que ser absolutamente todo!

Porque su autobiografía no deja de ser interesante. El Príncipe Harry, como todas las personas, tuvo sus buenas y malas épocas que merecen volver a la luz, y es mejor que intente contarlas por sí mismo antes de que sean los medios quienes se encarguen de refrescar las mentes dormidas. Hay un buen dicho que reza "mientras te toque ser martillo, dale fuerte, pero cuando te toque ser clavo, aguanta fuerte".

El Príncipe Harry tuvo una biografía autorizada antes, pero la autora señaló que el le mintió sobre algunos datos.

Todos cometemos errores, acciones indebidas, e incluso impulsivas, de esas que el Duque de Sussex tanto ha reclamado a su padre Carlos, a su hermano Guillermo y a la maquinaria de "Buckingham" en particular, pero ¿qué sucede cuando los errores propios encabezan titulares?

Empecemos por aquellos hechos que marcaron la adolescencia del Principe Harry. Aquel niño pelirrojo fue l'enfant terrible de la Corona y nos dio años de momentos memorables y vergüenza ajena, de mala cabeza, anécdotas divertidas y un tránsito doloroso de vicios y muchas preguntas que aún no tienen respuestas.

De los peores titulares para la historia: El Príncipe Harry disfrazado de "nazi".

Una de ellas es en qué estaba pensando, cuando en 2005 acudió a una fiesta junto a varios amigos (cuya temática era de “nativos y colonos”), -ya de por sí bastante cuestionable- y el Príncipe Harry tuvo el cuajo de presentarse vestido como un militar nazi, justamente semanas después del 60° aniversario de la liberación de Auschwitz. Algo que debe agradecer el más rebelde de los Windsor, es que este capítulo ocurrió en aquella época y no en la actual, ¡la cultura de la cancelación lo hubiera aniquilado mediáticamente por el resto de su vida!

Pero sin duda, una de las aventuras que nos regaló el Príncipe Harry para la posteridad, fue aquella en la que en un divertido plan de viaje hacia las Vegas en Estados Unidos, junto a varios compañeros de juerga y varias chicas que conoció en sus noches de fiesta estilo "casino royale", decidió desprenderse de su ropa y quedar totalmente desnudo en una "pool party". Confiado en que "lo que pasaba en Las Vegas, se quedaba en las Vegas", nunca pensó que alguien del grupo filtraría varias de estas fotos a la prensa.

¿Qué sería de una autobiografía sin estos momentos únicos que solo el Príncipe Harry podría protagonizar?

Por supuesto, en aquella época, "Buckingham" intentó por todos los medios aminorar el impacto de todas y cada una de las andanzas del errático príncipe, que terminaron por blanquear la cabellera de la Reina Isabel: esta vez es "La Firma" quien comienza a hiperventilar con un año de anticipación, pues sabe que el hijo menor de Lady Di no les devolverá el gesto.

Se cree que el lanzamiento de la primera autobiografía del Príncipe Harry tendrá un promedio de ganancias que rondan los 20 millones de dólares más la puja final entre las diversas editoriales que actualmente están luchando por los derechos de la publicación y elevarán aún más esta cifra para las arcas del "Royal" más acontecido de este último año.