Sorprendente

Erizo es el campeón de “Mask Singer” y el famoso detrás de la máscara era el menos esperado

Se trata de un artista que estaba angustiado por una pérdida.
viernes, 30 de julio de 2021 · 06:00

El programa que más puso a prueba a los expertos musicales del país llegó a su fin. “Mask Singer” finalizó tras una semana marcada por el paso de Bertín Osborne como el Cocodrilo misterioso y una final llena de expectativas por las voces de los cuatro participantes que quedaban. Para sorpresa de todos, el ganador fue una persona que venía de un mal momento personal por la pérdida de Raffaella Carrá: aquel Erizo tan versátil con su voz, era finalmente Joaquín Cortés.

El bailaor se consagró campeón del certamen por delante de Willy Bárcenas, María Pombo y Anne Igartiburu. El Erizo venció a sus adversarios tras una gran interpretación de “La Mordidita” que dejó a todo el jurado sorprendido. Realizó una gran puesta en escena con bailarines que ingresaron a la pista iluminados por una amplia gama de colores, que rápidamente pusieron a bailar a todo el público. La facilidad para la danza podía anticipar al participante que se ocultaba tras la máscara, pero aún así muchos no lo esperaban. El programa finalizó y puede que la próxima temporada se atrase más de la cuenta, pues las mediciones no fueron las mejores al perder más de 7,5 puntos de audiencia en el prime time.

La final de “Mask Singer” reunió a los cuatro mejores: Monstruita, Plátano, Huevito y Erizo tenían que ser los elegidos por los especialistas. La primera en desvelar su identidad fue Anne Igartiburu. Según “Antena 3”, aquel Huevo que interpretó “Tusa” era María Pombo. Los últimos dos se llevaron toda la atención hasta el final del programa. El presente de Luis Bárcenas hacía improbable que su hijo Willy participara de un programa como este, así como tampoco Joaquín Cortés estaba en los planes. En la última imagen que nos dejó, estaba inmerso en la angustia por despedir a una amiga con quien tenía 30 años de relación.

Tal como precisó el portal “Hola”, el exitoso bailaor se tomó un vuelo especialmente para asistir al funeral de Raffaella Carrá. Estaba dolido porque fueron muchos los recuerdos y “etapas” que compartieron juntos en el ambiente artístico. Aquella relación que el nacido en Córdoba definía como de “mutua admiración” lo dejó en una postura angustiada que a muchos les sorprendió. “Era una mamma”, sentenció tras responder varias preguntas. En su retorno de Italia, se tuvo que poner nuevamente el disfraz del Erizo y seguir con su compromiso con “Mask Singer”. Entre los últimos asaltos que protagonizó, “Como si fueras a morir mañana” lo destacó por su gran talento musical y escénico para cantar con una espada, mientras Plátano lo observaba.

La apuesta de quien salió segundo en el concurso fue bastante arriesgada: tomó “Bohemian Rhapsody” para deslumbrar a los millones de fanáticos de Queen. “Qué bonito” deslizaban desde el jurado para orientar al público, pero el cover de Freddie Mercury no alcanzó para consagrarse, de acuerdo a “Antena 3”. Willy Bárcenas quizás fue la gran revelación del reality, y ahora tenga un perfil propio frente al público. Pero Joaquín Cortés obtuvo la anhelada máscara de oro, finalmente. El programa cerró un ciclo lleno de risas y momentos de mucha música, aunque los productores no lo hayan disfrutado tanto. “El Confidencial” detalla que los famosos convocados y los tiempos para lanzar los programas perjudicaron al nivel de audiencia. La final solo tuvo a 1.355.000 de espectadores, dejando a comparación de la anterior entrega, a otro millón en el olvido.