DOLOROSO

El nuevo golpe contra Harry y Meghan Markle que no pueden esquivar: Lilibet Diana está en riesgo

El Duque y la Duquesa deben manejarse con cuidado, hay una nueva demanda en puertas.
domingo, 25 de julio de 2021 · 06:00

¡Se terminó la paz para los Duques de Sussex, el Príncipe Harry y Meghan Markle! El sosiego y la unión familiar que les permitió el recibimiento de la pequeña Lilibet Diana durante las primeras semanas de su llegada han llegado a su fin, y nuevamente sus padres vuelven a la rueda del infortunio mediático.

En esta desventurosa ocasión, Thomas Markle, padre de la Duquesa de Sussex, vuelve a la carga con una nueva arremetida: planteó ante la prensa recurrir a la justicia en el estado de California, con el fin de presentar una denuncia formal contra su hija y su yerno, y conseguir que le concedan el derecho de conocer a su nieta y, por efecto añadido, al primogénito de la pareja, Archie.

Meghan Markle no tiene paz: nuevamente, su propio padre vuelve a cargar contra ella y su familia.

Enojado y decidido, el exrealizador audiovisual difundió algunas lastimosas declaraciones ante la cadena "Fox News", desde su residencia en Rosarito, México, en las que afirma que sin importar cuantas veces intente acercarse a su hija y la recién nacida, a través de bonitos mensajes y sus mejores deseos, no logra que Meghan Markle ceda en su pretensión de mantenerlo alejado de su familia.

Voy a presentar una solicitud en los tribunales de California para hacer valer mi derecho a ver a mis nietos en un futuro muy cercano.

El abuelo no está dispuesto a darse por vencido, quiere conocer a sus nietos así deba pasar por encima de su propia hija.

Si ponemos en balanza todo lo que sabemos sobre la historia entre Meghan Markle y su padre, el resultado no lo favorece y es evidente que, desde 2018, cuando la exactriz se casó con el Príncipe Harry, la situación se ha vuelto cada vez más compleja, al punto de casi enfrentarse con abogados de por medio, gracias a que Thomas decidió filtrar a varios medios locales en Reino Unido correspondencia privada entre él y la hija, para demostrar que ella le habría faltado cuando estuvo enfermo y más la necesitaba.

Superado todo aquello, al menos frente a los juzgados, el exdirector volvió a cargar contra Meghan Markle y Harry tras el nacimiento del primogénito de la pareja, Archie Harrison, denunciando que esta le impedía ver a a su nieto. En esa oportunidad, el septuagenario afirmó que aplicaría "todos los cursos de acción a su alcance" para lograr su cometido, sin embargo, todos sus intentos han sido infructuosos.

Meghan Markle pasó por un proceso similar cuando nació su primer hijo, Archie.

Este año, 2021, la historia se repite: Lilibet Diana aún no ha tenido contacto alguno con su abuelo materno y en comparación con  Archie, el costado de su familia paterna tampoco ha podido conocerla, así que hasta ahora la niña lleva doble desventaja.

Sin embargo, el padre de Meghan Markle no pierde las esperanzas. Haciendo uso de su conocimiento sobre las tensiones existentes entre la familia real y los Duques de Sussex,  se atrevió en sus últimas tertulias a dirigirse a la Reina Isabel para intentar "mediar" entre los bandos en favor de los niños, por encima de las diferencias entre adultos.

Archie y Lili son niños pequeños. No son políticos. No son peones, no son parte del juego. Y también son de la realeza y tienen los mismos derechos que cualquier otro miembro de la realeza.