¿Qué dijo?

Enrique Ponce y Paloma Cuevas firmaron el divorcio, pero la primera en hablar es Ana Soria

La joven almeriense deja en claro la postura que toma con su pareja tras haber concluido el papeleo.
viernes, 23 de julio de 2021 · 05:00

Como es de público conocimiento, Paloma Cuevas y Enrique Ponce firmaron el pasado jueves 15 de julio de 2021 la sentencia de divorcio y, de esta manera, dieron por concluido este paso legal que tardó un año en llegar, tras haber anunciado su separación definitiva en julio de 2020.

Lo cierto es que en todos estos meses los medios de comunicación se enfocaron tanto en el exmatrimonio como en la actual novia del torero nacido en Chiva, Ana Soria, quien recientemente se pronunció al respecto en una entrevista que ofreció al diario "La Razón". ¡Vaya sorpresa!

Cabe resaltar que la joven almeriense se encuentra en su pueblo natal disfrutando del verano en compañía de su amado, tal y como mostraron las imágenes que compartió hace unos días la revista "Diez Minutos".

Ana Soria y Enrique Ponce son portada de "Diez Minutos" tras aprovechar de las playas de Almería.

Si bien la situación marital terminó con muy buena disposición por parte del diestro de 49 años y la empresaria nacida en Córdoba, la primera en reaccionar y hablar sobre esto fue la estudiante de Derecho.

Nosotros somos más de playa que de hablar de nuestra vida, pero cada uno que haga lo que quiera.

Tras estas tajantes palabras, la pareja de Enrique Ponce explicó irónicamente al medio citado cuál es la prioridad para ellos ahora que su novio concluyó el divorcio con su exesposa, debido a las constantes especulaciones de la prensa rosa.

Ana Soria es la primera en pronunciarse tras la separación legal de Enrique Ponce.

Pero eso no es todo. Además de dejar en claro la postura que toma en este delicado asunto, Ana Soria decide ir por más y reivindica la acción por la que optó (junto al maestro) alejarse tanto de las redes sociales como de los focos mediáticos.

Queremos quitarnos de en medio y vivir nuestra vida tranquilos.