Conmovedor

Ana Obregón, heredera del proyecto más especial de Álex Lequio

El joven falleció el pasado año debido a un cáncer.
miércoles, 21 de julio de 2021 · 13:30

Álex Lequio se fue el pasado año dejándole un profundo dolor a Ana Obregón. Ninguna madre está preparada para perder a un hijo tan joven, la actriz pudo salir adelante con el apoyo de sus seres queridos. El joven de 27 años era muy emprendedor, estaba inmerso en un proyecto sumamente especial.

Ana Obregón heredó uno de los proyectos más especiales de Álex Lequio.

Ana Obregón heredó el libro que estaba escribiendo Álex Lequio antes de partir. La actriz se encargará de continuar “El chico de las musarañas”, la novela que relata parte de la larga batalla contra el cáncer del joven. “Cuando le diagnosticaron el cáncer, empezó a escribir un libro. Era un no parar: le daban quimioterapia y protonterapia al tiempo y encima, para estar bien, escribía y trabajaba”, expresó la actriz a la revista "HOLA".

Cuando pasó todo yo me acordé de su libro, pero lo tenía en su ordenador y he tardado seis meses en dar con la contraseña.

Álex Lequio estaba orgulloso de su madre, una mujer trabajadora y amorosa, que lo crió con mucho cariño y responsabilidad. La actriz no se olvidó de los proyectos que tenía su hijo y quiso hacerse cargo de ellos. El joven solo llegó a escribir tres capítulos, pero Ana continuará con las páginas que faltan.

Ana Obregón en la revista "¡HOLA!".

Ana Obregón contó que el libro cuenta la historia de “un chico al que le diagnosticaron cáncer y se reúne con cuatro vocecitas en su cabeza: uno es el más bueno, otro el más razonable, y discute temas del día a día como la amistad, el amor, la familia, la constancia, el odio, etcétera”. 

Para Ana no fue fácil encontrarse con lo que escribió Álex Lequio antes de partir. Confesó que tardó alrededor de seis meses en leer los capítulos debido a que se sentía sin fuerzas. La actriz quiere continuar con esa novela para ayudar a la fundación de su hijo y para apoyar a los que están pasando por lo mismo que él pasó.