INÉDITO

Esas historias entre la Reina Letizia y su hermana Telma Ortíz que nunca quisieron que se supieran

Sobre los hechos entre la Monarca y su confraterna siempre se supo, pero nunca lo que pasó detrás.
lunes, 19 de julio de 2021 · 03:00

¿Qué tan probable sería salir a comer a cualquier restaurante "trendy" de la capital madrileña y que justo en la mesa de al lado estén ni más ni menos que la Reina Letizia y su hermana Telma Ortiz? ¿Insólito, no? Pues para el diario "El Español" no resulta muy asombroso, y bajo su narrativa nos demuestra que este tipo de situaciones son mucho más frecuentes de lo que podríamos imaginar.

Porque si hacemos un poco de memoria, la relación de fraternidad entre ambas mujeres nunca había sido analizada a detalle, debido a que quedaba tácito que la Reina Letizia confiaba ciegamente en los miembros más cercanos de su familia consanguínea,  y, por supuesto, Telma entra dentro de este cerrado círculo.

Érika Ortíz (fallecida), Telma y la Reina Letizia en su juventud.

En todo caso, las hermanas no podrían estar en mejores términos que ahora mismo: la Reina Letizia fue precisamente de las primeras en enterarse sobre el embarazo de Telma, y esta gran noticia sí que le ha hecho mucha ilusión, pues con la llegada de este nuevo bebé la estabilidad familiar y emocional para Telma se mantiene; cuestión que, por supuesto, a la Soberana le alegra un montón.

Pero como en todas las historias con final feliz, tanto la Reina Letizia como su hermana han tenido sus momentos, así sin más, especialmente, en aquellos días cuándo era sólo Letizia Ortíz, la prometida del entonces Príncipe de Asturias, Felipe.

Una foto de archivo que muestra a la hermana de la Reina Letizia compartiendo en familia.

Mantener a la familia controlada y con la boca sellada frente a los medios fue una tarea titánica que la Monarca afrontó durante sus primeros años de casada -según asegura una fuente cercana-, pero al final, la Reina Letizia entendió que no podía cercar a sus seres queridos por siempre: toda aquella persecución mediática y fama instantánea, ellos no la pidieron, fue sólo una triste consecuencia de su unión a la Familia Real.

Pero lo del principio no impidió que algunos medios tildaran a Telma Ortíz como una escaladora social, encandilada por los círculos sociales en los que se movía, gracias a su parentesco con la Reina Letizia: incluso la opinión pública comenzó a notar ciertas actitudes de la asturiana intentando llamar la atención frente a los periodistas, lo que le valió algunos templones de orejas de parte de la Reina, al darse cuenta que la sed de cámaras se intensificó cuando conoció su actual pareja, el abogado irlandés Robert Gavin.

Colarse en la foto oficial del debut de la Princesa Leonor en los "Premios Princesa de Asturias" fue lo último para la hermana de la Reina Letizia.

Con respecto al cuñado de la Reina Letizia, surgieron algunos temas vergonzosos que socavaron la matriz de que su historia de amor con Telma fue un típico cuento de hadas. Solo Dios y la Soberana saben qué sintió al enterarse de que el flamante legalista abandonó a su esposa Sharon Corr, cantante de la agrupación "The Corrs" y a sus hijos por ir tras los huesos de su hermana. Quizás prefirió voltear la cara al asunto; en todo caso, no querría pelearse con la única hermana viva que le queda.

Pero hubo una ocasión que las mantuvo separadas casi al estilo Harry-Guillermo. En ese entonces, Telma estaba en relación con Enrique Martín Llop, padre de su hija Amanda, y en 2008 se les ocurrió la idea de emitir una demanda masiva y casi absurda contra la mayoría de los medios españoles, bajo acusación de insufrible persecución mediática  y acoso que recibían a diario.

Hoy en día, la hermana de la Reina Letizia apuesta por la privacidad y escurrirse del lente mediático.

Aunque en ese entonces la todavía Princesa de Asturias junto con Felipe entendían que la pareja tenía fuertes razones para hacerlo, el escándalo no cayó bien en "Zarzuela", por lo cual la Reina Letizia pidió a Telma y Enrique que depusieran la disputa legal, pero ellos la desoyeron: el resultado les cayó fatal, pues la denuncia fue desestimada y se cree que los gastos de representación e indemnización fueron astronómicos, eso sin contar con la salpicada que provocó aquello a la imagen de "Casa Real", por lo que la madre de la Reina Letizia y de Telma tuvo que intervenir para que volvieran a reconciliarse mucho tiempo después.

No siempre ha sido fácil, pero las hermanas siempre se han reencontrado. Hoy la Reina Letizia y la ex cooperante de la Cruz Roja, están más unidas y felices que nunca. Residen a pocos kilómetros de distancia, entre Zarzuela y el exclusivo barrio de La Moraleja, cercano a la residencia de la madre que comparten, Paloma Rocasolano, por lo que será muy fácil visitar a Telma una vez que su bebé haya nacido, dentro de una atmósfera privada y familiar tal como siempre ambas quisieron.