INSÓLITO

Kate Middleton afirma que "ve pero no escucha a sus hijos" y queda en el ojo del huracán público

La Duquesa de Cambridge deberá hacer lo que tenga que hacer para encaminar a sus pequeños.
domingo, 18 de julio de 2021 · 03:30

Si criar a un niño  de forma adecuada, dentro de las posibilidades de cada quien puede ser una tarea difícil en su ejecución, imaginemos solamente que sean tres y en medio de muchas cámaras y una legión de críticos, que diariamente esperan el más mínimo error para llenar con fotos todos los tabloides de la prensa amarilla. Es un verdadero infierno sobre la tierra, pero todo indica que Kate Middleton tiene controlado el asunto.

Sin duda, el Príncipe Guillermo también es de gran ayuda como figura paterna junto a Kate Middleton.

Los vástagos de la Duquesa de Cambridge, son por lo general unos niños muy bien portados y esto es cada vez más evidente en sus apariciones oficiales, aunque muy rara vez se salen de la línea ¿Cómo hace para manetener bajo control a tres pequeños caracteres y la posibilidad de arranques, rabietas, o mal comportamiento? Pues, al parecer, Kate Middleton tiene sus propias "claves" para ello, informa "The Sun".

Este rotativo consultó con la Dra. Rebecca Chicot, fundadora de la organización 'Essential Parent' y autora del libro de ayuda 'Calm and Happy Toddler', (un niño calmado y feliz), quién desveló no sólo la naturaleza de Kate Middleton, sino el tipo de crianza que aplica con sus hijos y que hasta ahora le ha traído magníficos resultados.

Este modelo encuentra inspiración en la época victoriana, según los modelos autocráticos de aquellas épocas, pero adaptados a los nuevos tiempos. En este sentido, la premisa principal es "Los niños deben ser vistos y no escuchados".

¡No es nada de lo que seguro estáis pensando, no! ni de cerca es un método rígido que prohíbe la capacidad de los niños de expresar sus emociones o algo similar, sino que permite a los padres canalizar las energías de los pequeños de forma apropiada, sin necesidad de mucho esfuerzo parental, y esto es justo lo que una figura pública como Kate Middleton necesita y aplica.

A veces, Kate Middleton aprieta un poco: imponer orden es necesario para asegurar el buen comportamiento.

En medio de una conferencia por videollamada, Kate Middleton compartió con un grupo de padres, sus "tips" que tuvieron una gran acogida por sus interlocutores en pasados días. No obstante, la esposa del Príncipe Guillermo también admitió que no tenía todo resuelto, pero que hace su mejor esfuerzo para criar a sus hijos de la mejor forma posible, entendiendo que los primeros años de un niño siempre son los más cruciales.

Kate Middleton se maneja por códigos simples. Acariciar la cabeza de sus hijos ligeramente es una forma de llamar su atención y le permite indicarles que están haciendo mal, pero si esto falla, la Duquesa no teme reprenderlos subiendo su dedo índice. Este gesto, debe ser sutil pero con autoridad, pues le indica a los pequeños que mamá está hablando en serio, y la verdad es que, según indica la Sra. Chicot, Kate Middleton es serena y sensible, si debe imponer límites, lo hará sin dudarlo.

Kate Middleton suele ponerse a la altura de los chicos, así ellos sentirán la cercanía y la confianza para calmar sus inquietudes o rabietas.

Otro movimiento característico de Kate Middleton es ubicarse a la altura de sus hijos y mirarlos directamente a los ojos mientras les habla: esto genera una sensación de cercanía e indica a sus hijos que ella está proporcionalmente en el mismo nivel y no desde una posición jerárquica. Se requiere mucha paciencia para que los niños entiendan de a poco que los berrinches no los ayudarán en absoluto a conseguir lo que desean, pero las buenas maneras sí que lo harán.

Se trata de un gran método, que si logra calmar de forma inmediata a los príncipes George -especialmente-, Charlotte y Louis, puede perfectamente funcionar para otros niños. Por lo general, Kate Middleton siempre genera muchas simpatías entre el público por ello y suele reaccionar de manera natural ante las travesuras de sus príncipes sin esperar que sean unos 'mini adultos', sabe que son niños y que a veces tienen días buenos y otros no tanto.