INESPERADO

Se descubre qué le prometió la Reina Isabel a su esposo antes de fallecer y hoy le pesa

Para la Monarca, es un gran peso, pero intenta cumplir a la memoria de su amado Duque.
lunes, 12 de julio de 2021 · 03:30

Hay dos temas que hasta hoy la prensa no ha podido desentrañar sobre la Reina Isabel y su amado  esposo Felipe de Edimburgo: qué dice el mensaje encriptado en la parte posterior de su anillo de matrimonio y qué fue lo último que le dijo el Duque antes de fallecer. De lo primero quizás jamás lo sabremos, pero el segundo tema lo tenemos resuelto.

Según lo difundido por el diario "La Nación" este domingo pasado, el especialista británico en Realeza, Richard Kay, expuso que entre la Monarca y su Consorte existía un pacto de amor que hasta ahora la Reina Isabel ha logrado mantener pese a sus propios sentimientos.

Tal vez nunca sepamos qué mensaje escondido hay detrás del anillo de matrimonio de la Reina Isabel.

Aunque para muchos se trata de un tema tabú, el tema del los fallecimientos era bastante recurrente, pues siendo ambos quienes han sido para su país, tanto la Reina Isabel como su Consorte nunca se permitieron dejar ni un cabo suelto. Por ello los dos fijaron un acuerdo muy noble que le permitiera a uno la supervivencia del otro cuando llegara el momento en que uno de los dos tuviera que decir adiós.

Con frecuencia, los dos hablaban sobre cómo se las arreglarían sin el otro a su lado. Todo se reducía a esto: el que sobreviviera debería mantener un breve período de luto y luego disfrutar de lo que le quedara de vida.

La Reina Isabel se incorporó a sus deberes reales a menos de una semana de lo estipulado. Ella debía seguir viviendo por su amado Felipe.

Lo relatado por el periodista al diario "Daily Mail", se mezcló con un sinfín de elogios hacia la Siberana y su fuerza interna para enfrentar su viudez con sobriedad y esto no podemos restárselo. La Reina Isabel se ha superado a sí misma y ha demostrado una entereza inigualable.

Ella posee extraordinarias reservas de resistencia, combinadas con un inquebrantable sentido del deber. Estas son las cualidades, junto con la capacidad de hacer frente a la adversidad y una fe fuerte, que la han ayudado a superar innumerables reveses desde el momento en que fue impulsada al trono tras la muerte de su padre cuando solo tenía 25 años.

En la cumbre del G7, todos admiraron la capacidad de resiliencia de la Reina Isabel.

Han transcurrido apenas tres meses desde las exequias en honor al recordado Príncipe, y la Reina Isabel no sólo se despojó el luto al que por ley tenía derecho,Derecho Real, sino que hasta la hemos visto sonreír e incluso gastarse bromas con su primer ministro Boris Johnson, quien es un gran admirador y leal a Su Majestad. Cada día ella desea con todo su corazón poder estar a la altura de la promesa de amor que le hizo a su adorado Felipe hasta su último día.

Así que la hemos visto con un gran humor, activamente trabajando e incluso en visitas oficiales al extranjero. Para la fecha, la Reina Isabel no sólo participó en la cumbre del G7, sino que también se la ha visto asistir a otros eventos de especial significado para ella como el "Children’s Wood Project" que integra a niños de la comunidad de Glascow en campañas medioambientales y en el tradicional evento de carreras de caballos "Royal Ascot", uno de sus eventos favoritos en la hípica que por cierto, siempre la unieron a su amado Felipe de Edimburgo

Otras Noticias