EXCLUSIVA

La Reina Sofía y sus artimañas contra Letizia: lo que realmente ocurrió en el rifirrafe en Mallorca

Finalmente se esclarece quién tuvo razón en ese desencuentro entre la Emérita y la Monarca.
sábado, 10 de julio de 2021 · 02:00

Aún podemos recordar aquel encontronazo que marcó un antes y un después en la relación entre Doña Letizia y la Reina Sofía en el hecho más notorio y comunicacional que dejó ver el verdadero retrato familiar de Zarzuela y a plena luz del día. Aquella misa, en la Catedral de Mallorca en 2018, pasó a la historia como "la guerra de las reinas". Pero ¿por qué tuvimos que esperar cuatro años para saber la verdad sobre lo que ocurrió ese día? (Video cortesía: "El País" 2018).

No hay que ser grandes expertos en realeza para concluir que la gran perdedora en todo este desastre mediático, fue la Soberana actual: se rumora que casi puso al Rey Felipe a revisar las capitulaciones matrimoniales que ella dudosa aceptó, y eso sólo podría conducir al divorcio. Del otro lado la Reina Sofía, la indiscutible vencedora de la contienda, percibida como una abuela humillada por su nuera ante las indignadas audiencias.

Esta escandalosa mancha que sepultó casi por completo la imagen de Doña Letizia, se aprecia distinto después de todo este tiempo transcurrido y, junto al diario argentino "El Clarín", coincidimos en que aquel varapalo en plena Semana Santa habría sido incitado por la mismísima Reina Sofía.

Entre la Reina Sofía y Letizia, las distancias se dejaron ver ese día, nunca la "Casa Real" había quedado tan expuesta.

Antes de que se nos acuse de tomar bandos, hay que entender que desde mucho antes de lo de Mallorca el trato entre la madre del Rey Felipe y la Reina Letizia venía desgastado puertas cerradas. Quizás entre ellas hubo un buen trato en los primeros años de matrimonio de la Consorte, pero los problemas aparecieron en escena con el nacimiento de la Princesa Leonor y la Infanta Sofía.

Fuentes allegadas a la Reina Letizia confirman que la Emérita se convirtió en una visita demasiado habitual en el Pabellón del Príncipe -residencia de los reyes actuales-, y peor aún, consentía a las niñas a un punto límite que chocaba directamente contra la educación y las indicaciones que recibían por parte de la ofendida madre.

La Reina Sofía desafiaba a su nuera con respecto a la educación de las pequeñas Leonor y Sofía.

Este panorama de conflicto obligó a la asturiana a tomar una posición defensiva con su familia política, sin excepción. Particular fue su situación con la Reina Sofía, a quien comenzó a limitar las visitas a sus nietas, al ser incapaz de siquiera respetar las decisiones de Felipe y Letizia en cuanto a los hábitos y educación de las entonces Princesas.

¿Qué más prueba de ello que lo que ocurrió aquel día en la catedral? si observamos a la Reina Sofía, se aprecia cierta obstinación por lograr una fotografía con sus nietas al punto de forzar a Leonor para que la captaran junto a ellas, y no fue una sino dos veces. Al observar la intención de la matriarca, la Reina Letizia impidió la fotografía. Pero ahora viene la justa aclaración de las cosas, ¿qué le dijo en ese momento la esposa del Rey Felipe a su suegra de espaldas de la prensa?

La sobrina política de la Reina Sofía, Marie Chantal Miller, dijo que la Monarca "mostró su verdadera cara".

Al respecto, el medio "ABC" afirma que una de las grandes diferencias conceptuales entre la esposa del Rey Juan Carlos y su nuera, tenía que ver con la exposición mediática de las pequeñas, tema con el que la madre estaba en total desacuerdo desde el principio.

Lo que la Reina quería comentar a su suegra es que luego tendrían tiempo para hacer fotos personales en casa, en un ambiente más tranquilo, porque Doña Sofía se había olvidado de que en ese momento -asistían a la misa de Pascua- estaban trabajando.

No era la primera vez que la Reina Letizia "ponía en su sitio" a Doña Sofía.

Si algo sabe parcelar la Reina Letizia, es la convivencia familiar del deber, y tanto ella como nosotros sabemos que la Reina Sofía nunca separó entre ambos escenarios, pues siempre piensa como Reina, en lo que conviene de cara a las audiencias para que se mantenga el aprecio a la familia, por encima de la privacidad.

Hoy en día, la Reina Sofía ha dado un paso atrás en favor de su hijo y su esposa, una vez se convirtieron tras la abdicación del Rey Juan Carlos en la nueva cabeza representativa de la institución monárquica, pero le ha costado entenderlo: la desastrosa situación del Emérito y las decisiones tomadas desde "Zarzuela", que separan la pasada gestión del reinado en ejercicio, han sido más que suficientes para que la abuela de Leonor y Sofía entienda cuanta desventaja tiene ahora. Es claro que la Corona no puede tener dos reinas y el mensaje ha sido finalmente recibido y aceptado.

Otras Noticias