ESPECIAL

Los hechos más significativos que marcaron la vida de Lady Di, en su 60 aniversario

Este ha sido el día más esperado por los hijos de la Princesa y sus eternos admiradores.
jueves, 1 de julio de 2021 · 08:33

Hoy es un día muy especial para el Reino Unido, pues si viviera Lady Di cumpliría exactamente 60 años de vida este próximo 1 de julio. Sin duda, su vida fue una corta travesía entre altos y bajos, pero quienes la conocieron en vida, y todas aquellas personas que admiran su legado, su imagen joven y eterna, su obra como mujer altruista y el camino que abrió para la realeza actual, es un regalo que solamente ella pudo ofrecer.

Lady Di se convirtió en un referente para las "royals" modernas.

Para conmemorar esta fecha especial, la revista "Hola!", publicó su más reciente edición que rinde tributo a la recordada Lady Di y nos permitirá recorrer cada punto trascendental, de su historia entre luces y sombras que hoy la convierten en un ícono mundial perdurable con el paso del tiempo.

Su llegada al mundo inició un 1 de julio de 1961 y su recorrido por la vida no fue la típica de cuentos de hadas: Diana procedía de la acomodada y respetable familia aristocrática de los Spencer y en su traza sanguínea no había gota alguna de plebeya. Fue la tercera de cuatro hijos y sus hermanos Sarah, Jane y Charles, nunca dejaron de resaltar como su carácter amable, complaciente y risueño era su esencia imperturbable desde su más corta edad.

Desde niña Lady Di tuvo una gran personalidad, solo opacada por el divorcio de sus padres.

 

Su juventud fue bastante plena y llena de diversión y sobre todo, normalidad. Abandonó la mansión familiar para independizarse junto a unas amigas mientras trabajaba como maestra de un preescolar. Siempre le encantaron los niños. Su vida pacífica dio un giro cuando a sus 16 años conoció al Príncipe Carlos, quien vale destacar, en aquellos días salía con su hermana mayor Sarah.

Lady Di apenas tenía 19 años cuando se comprometió con el Príncipe Carlos, mayor que ella.

Su compromiso con el hijo mayor de la Reina Isabel, fue el 24 de febrero de 1981, cuando le propuso matrimonio a Lady Di con el icónico anillo de zafiro y diamantes que hoy pertenece a Kate Middleton. La llamada "boda del siglo", se celebró el 29 de julio de ese mismo año y fue un gran acontecimiento televisado a más de 75 millones de personas alrededor del mundo, que marcó un antes y un después en Reino Unido, en el que Diana lució como nunca antes con su hermoso vestido de novia.

A pesar de que el matrimonio iba atropellando desde el inicio, tanto Lady Di como su esposo Carlos supieron constituir un gran duo representativo, en varias giras de los países que conforman la Commonwealth, pero Diana siempre anhelaba visitar  Estados Unidos, por la calidez de su pueblo.

La boda de Carlos y Diana fue vista como de cuentos de hadas, eran la pareja soñada del Reino Unido.

Al año de su enlace nupcial, la familia se extendió con la llegada de Guillermo en 1982 y en 1984 lo secundó su hermanito Harry. La vida de Lady Di dio un giro en cuanto a prioridades: la primera eran sus hijos, y procuró en el poco tiempo que estuvo junto a ellos, formar una alianza indestructible en su infancia para que en su adultez pudieran enfrentar juntos los rigores del Palacio. ¡Qué decepción tendría si hoy viviera!

Primero que Princesa, Lady Di fue en concepto de sus hijos "la mejor madre del mundo".

Sin embargo, una parte de su historia, también fue el fracaso que significó casarse con el Príncipe Carlos. Su divorcio le costó 4 años y a partir de allí Lady Di, ya separada de su familia política, comenzó a reinventarse para convertirse en una versión más sana y mejorada desde sus tiempos de Princesa.

Se sabe que Lady Di nunca encontró el amor verdadero, pero supo compensarlo con amor universal: ayudó a los marginados y fue una voz para hacer consciencia sobre temas de algidez política y social. Supo utilizar su increíble influencia sobre los medios para atraer a las figuras más relevantes del mundo político y del entretenimiento y engarzarlos hacia sus múltiples causas filantrópicas.

Lady Di logró un ímpacto perdurable en cada vida que cruzó a su paso.

Lady Di falleció en un accidente automovilístico en el Puente del Alma de París junto a su pareja en ese entonces, el magnate Dodi Al Fayed. Sólo tenía 36 años cuando aquel suceso les arrancó la vida el 31 de agosto de 1997. Dejó huérfanos a Guillermo y a Harry, quienes apenas contaban con 15 y 13 años, pero junto a ellos el resto del mundo lloró la desolación que dejó su partida.

"Si yo camino, ¿tú caminarás conmigo? fue el impulso de su abuelo Felipe, que Guillermo necesitó para desfilar tras el féretro de Lady Di en 1997.

Su recuerdo aún representa un culto para millones de admiradores alrededor del mundo y en espera de la inauguración de su estatua conmemorativa que será este 1 de julio, se celebrará su vida y obra en un espacio de encuentro y reflexión. Será un gran momento para muchos que aún conservan a Lady Di en su corazón como la única Princesa del Pueblo.