DEVASTADOR

La última promesa que Guillermo hizo a su madre Lady Di y que no podrá cumplir, ni en su aniversario

Es el recuerdo más demoledor que aún persigue al hijo de la infortunada Princesa.
jueves, 1 de julio de 2021 · 03:00

No existe un escenario más devastador para un niño que evidenciar el desamor entre sus padres, entre acaloradas discusiones peleas y un largo proceso de divorcio, pero para el Príncipe Guillermo, quién hoy celebrará el 60 aniversario del nacimiento de su madre Lady Di, esta situación que con tan solo 14 años vivió en primera persona, marcó su vida de forma irreparable. Así lo reportó el diario "The New York Times".

Para el Príncipe Guillermo, la vida sin su madre Lady Di, ha sido tormentosa.

El proceso de divorcio entre su padre Carlos y la difunta Diana, fue un proceso muy vivido para el Duque de Cambridge, quién siendo el primogénito tenía un mayor criterio de la trascendencia de este momento tan crítico para la pareja y el resto de la familia real. Fácil fue separar las cuentas, las posesiones y los bienes materiales, lo difícil vino con la remoción de los títulos que hasta ahora, la Spencer ostentaba junto a su nombre.

Para Lady Di, perder su posición como "Alteza Real" significaba mucho más que el reconocimiento mediático: en cuanto a jerarquía, debía inclinarse ante sus propios hijos. Lo imperdonable es que tanto Guillermo como Harry estuvieron presentes en aquella discusión, y ni el llanto, ni el conmovedor pedido de sus propios hijos logró que Carlos declinara la implacable orden. Lady Di ya no tendría trato distintivo como parte de la familia real.

Guillermo vivió en carne propia junto a Harry la dolorosa separación de Carlos y Lady Di.

Incluso la Reina Isabel pareció no tener problema alguno con el hecho de que su exnuera mantuviera su título real como Princesa y el nombramiento que va alterno a este cargo, a fin de cuentas, no se trataba de cualquier mujer, Lady Di fue quien le dio un heredero a la Corona del Reino Unido, pero al príncipe Carlos esto no pudo importarle menos.

Fue entonces cuando el Príncipe Guillermo, a sabiendas de la triste repercusión que tendría la decisión tomada por su propio padre en contra de su progenitora, encontró una solución "ideal" para intentar consolar a Lady Di, quién se encontraba desconsolada en el baño mientras él le pasaba servilletas por debajo de la puerta para que contuviera sus lágrimas.

Después del fallecimiento de Lady Di, Carlos habría sentido dolor por sus hijos y arrepentimiento por ella.

Esta versión de los hechos fue expuesta por Paul Burrell, ex mayordomo de Lady Di y su gran confidente. Ella misma le contaría cómo después de aquel incidente devastador, fue su hijo quien la abrazó y le extendió la promesa más conmovedora que pudo en aquel momento en un intento por hacerla feliz.

No te preocupes, mami. Yo te devolveré todos tus títulos cuando me convierta en Rey.

Para sus hijos habría sido todo muy diferente si Lady Di viviera.

Como sabemos, el resto es historia y el Príncipe Guillermo jamás pudo cumplir esta promesa de amor para resarcir el daño proferido contra Lady Di, pero en la conciencia del pueblo británico, Diana sigue siendo la única Princesa de Gales, título que por cierto permanece vacante, pues Camila Parker Bowles, su otrora némesis sentimental y actual esposa de Carlos se rehusó -afortunadamente- a ostentarlo, por un tema de respeto a su memoria, y para no enturbiar aún más los ánimos de todo un país que aún la condena por haber contribuido a generar en la Reina de Corazones tantos dolores y disgustos.

Aún es muy pronto para crear conjeturas, considerando que para el primogénito de Lady Di el trono no está en su futuro más cercano, pero es posible si él quisiera hacerlo y justamente cuando ascienda, conferir a su recordada madre en calidad postmortem el título que le fuera arrebatado. Eso, si su esposa Kate Middleton, no deseara tomarlo para sí, cuando la línea de sucesión cambie.