INÉDITO

La venganza nunca es buena: Lady Di se buscó sin saberlo, su propio final

Últimas declaraciones sostienen que el ánimo de venganza fue lo que pasó factura a la Princesa.
miércoles, 30 de junio de 2021 · 03:00

Su último cumpleaños no fue mejor que sus últimos meses de vida: ese 1 de julio de 1997, Lady Di no pudo estar en su momento más bajo, al menos en lo sentimental, divorciada desde hacía un año del Príncipe Carlos, sin sus hijos Harry y Guillermo (quienes desde Reino Unido le cantaron el feliz cumpleaños por teléfono) y sin poder llorar siquiera su infortunio, porque debía lucir radiante para un evento pautado ese mismo día. Menudo papelón.

El mayor problema de Lady Di era no saber estar sola.

Se trataba de un acto benéfico organizado por  la "Tate Gallery" de Londres, y acudió como la gran invitada de honor de la noche, junto a su hermano Earl Spencer. Nadie en ese momento radiante, ni el Pueblo que la adoraba y la consideraba aún la "Princesa del Pueblo" podían siquiera pensar remotamente que en tan solo un par de meses, ella se iría trágicamente de este mundo.

Con el pasar del tiempo, Lady Di no superaba su situación personal y deseaba que su exesposo Carlos, viera lo bien que le iba sin él y sin la influencia de su exfamilia política; pero otro fracaso amoroso se sumaba al que ya arrastraba tras su penoso matrimonio: su última conquista, el cirujano Hasnat Khan no pudo ser capaz de lidiar con el acoso de la prensa y decidió poner fin a su relación con ella. El daño que estaba sufriendo era insoportable.

Detrás de la imagen perfecta de Lady Di, se escondía un gran dolor y sed de venganza.

A Lady Di también le parecía deprimente pasar sola el día de su cumpleaños, que terminó siendo también su último verano. Su gran vía de escape, por orden de un milagro aparente, provino del magnate egipcio, Mohamed Al Fayed, padre de Dodi Al Fayed, ambos propietarios de un mega yate privado y seguro para protegerla. Pero la idea de fondo para este hombre de negocios, según la revista "Mujer Hoy", era que su vástago se enamorara de la deslumbrante Princesa, para ayudarlo a olvidar a otra mujer. Fue una idea perfecta y que hoy habrá de lamentar, más que ninguna otra que haya tomado en su vida.

Para el 17 de julio, Lady Di navegaba las aguas del Mediterráneo junto a los Al Fayed, en lo que pudieron ser unas vacaciones de ensueño, pero arruinadas al saber que Carlos decidió celebrar el cumpleaños de su "mistress", Camila Parker Bowles en el mismo hogar en el que hasta hacía un año, habían vivido juntos.

No tan enamorados: la relación entre Lady Di y Dodi Al Fayed tenía un objetivo pero que terminó trágicamente.

Plenamente consciente de su inflencia mediática, se asevera que Lady Di brindó información verdadera a grupos de paparazzis para ser encontrada en medio de sus vacaciones doradas. Las fotos que sorprendieron al mundo junto al apuesto hombre exitoso de 40 años, en plan cariñoso y tomando el sol habrían sido permitidas por ella misma para abofetear a Carlos: "No sólo vosotros, yo también sé cómo divertirme".

Según el portal consultado, Diana y Dodi planificaron una inusual venganza dado que ambos estaban desengañados, así que utilizaron la influencia de Lady Di para hacer llegar su unión estratégica hasta la última redacción del continente. Esto explicaría, según la prensa de aquel momento, todas las fotos en las que la pareja fue capturada que bien podrían parecer incómodos, pero todo estaba fríamente orquestado.

Lady Di y Al Fayed en el Mediterráneo.

Lo sorprendente es que en París, la ciudad donde la pareja encontró su accidentado desenlace, se asegura que Dodi puso a disposición a todo su equipo publicitario para ayudar a Lady Di, brindando toda la información fidedigna para ser encontrados. Lamentablemente, todo lo que parece indicar es que el juego se les fue de las manos y terminó en un aparatoso accidente del 31 de agosto que terminó por quitarles la vida.