INAUDITO

Esos estilos "insalvables" de la Reina Letizia que hacen doler los ojos de solo verlos

Son tres, y en cada ocasión nos preguntamos en qué pensaba la Soberana cuando los escogió.
lunes, 28 de junio de 2021 · 03:00

La Reina Letizia ha sabido cómo estelarizar en cada presentación pública  como una de las consortes más elegantes de toda Europa, con su envidiable estilo tan aplaudido por medios internacionales y la prensa del corazón entre nuestras fronteras. ¿Su clave? la escogencia de piezas atemporales que pueda reutilizar una y otra vez sin restarle brillo a ella, ni vigencia al modelo escogido.

Impecable y estilosa, así es la Reina Letizia.

Pero a pesar de este éxito que la precede, no podríamos creer que la Reina Letizia es incapaz de fallar. Claramente ha tenido algunos bajones de estilo en los cuales nos preguntamos en qué estaba pensando, pero junto al portal "Cotilleos" estamos de acuerdo en que hay tres estilos "imperdonables" que esperamos no regresen del forndo de su armario nunca más.

Entendemos que hay épocas y tendencias, que la moda es cíclica y algunos estilos icónicos regresan de décadas anteriores para imponerse en la actualidad. A veces está bien seguir algunos de estos patrones siempre y cuando nos favorezcan, y tal vez esa ha sido la razón por la cual la Reina Letizia eligió en algún momento ciertos atuendos que afortunadamente y hasta el momento, ha decidido no darles una segunda oportunidad.

La Reina Letizia y su look rosa insalvable del 2007

Comencemos por lo que llamamos "ese" look rosa chicle, confeccionado por quien fuera su diseñador fetiche Felipe Varela en sus días como Princesa de Asturias. Lo utilizó única vez -¡afortunadamente!- para asistir junto al Rey Felipe a la boda de Fernando Gómez Acebo y Mónica Martín Luque en 2004. Aquella combinación de blazer sastre y falda estilo lámpara con voladillos, fue un verdadero desastre. ¡En un mercadillo debería ir a parar!

Actualmente el estilo desteñido, o "Tie-Dye" llegó para quedarse y por lo general, este estilo tan noventero se puede apreciar en prendas oversize y camisetas para adolescentes. Tuvo cierto auge en 2007 y la Reina Letizia, consciente de la tendencia del momento, se hizo con un vestido de diseño similar. Similar sería lo más aproximado, por decir lo mínimo.

Ni estilo "dálmata", ni rizados ni medias oscuras con zapatos "peep toes". ¿Quién la asesoró?

Su elección para asistir a una velada convocada por el Círculo de Empresarios en diciembre de ese año, era un vestido sin forma ni entalle al cuerpo, en blanco y negro, que parecía una versión extraña de un perro dálmata y a pesar de que la Reina Letizia lo complementó con accesorios y zapatos elegantes y discretos, el vestido le restó puntos en elegancia y presencia. No sabemos quién lo diseñó, no queremos indagar, pasemos al siguiente.

Una ocasión menos informal, fue su estadía junto a la Familia Real en Palma de Mallorca durante las vacaciones veraniegas del año 2006. Si existe un estilo que vence el paso del tiempo es el "boho- chic" o "hippie" para los boomers. En una única y última oportunidad, la Reina Letizia entendió que no a todas les viene bien. A su sobrina Victoria Federica le luce genial, pero la Soberana pues, puede optar por cualquier otra cosa y seguro le viene mejor.

Desastre sesentero: La Reina Letizia afortunadamente no volvió a usar nada similar.

El sonado estilismo se trataba de un vestido con estampado de rayas horizontales con colores verdes y marrones como predominantes, que combinó con un suéter ligero color turquesa y alpargatas color blanco marfil. ¿Era necesario tanto color en un solo atuendo? Debió entenderlo muy bien, porque nunca más la vimos usar algo similar.

Hoy es un referente de la moda, un ícono real de estilo, y las grandes casas y firmas emergentes se batallan por vestir la silueta de la Reina Letizia, pero para llegar a este nivel, los ensayos y errores han sido más que necesarios. Bien por ella ¡y que nunca más estos tres desastres del buen vestir vuelvan a ver la luz del día!