INSÓLITO

Meghan Markle negó título a su hijo Archie para que no fuera el "tonto" de la clase en el futuro

Si lo permitía, la Duquesa no se perdonaría arruinarle la vida a su pequeño hijo.
domingo, 27 de junio de 2021 · 15:31

Desde esta tribuna, fuimos partidarios de que algunas de las historias proferidas por Meghan Markle durante su entrevista con Oprah Winfrey, tenían ciertos claros y oscuros, y el tiempo término demostrando, sin sorpresa para nosotros, que efecto, así resultó.

Poco a poco, algunos temas claves de aquella entrevista que protagonizó Meghan Markle, salen a luz.

Uno de estos temas tuvo que ver con la asignación o no de algún título nobiliario a favor del primogénito Príncipe Harry y Meghan Markle, Archie. Todo un revuelo se generó desde que la exactriz expusiera presuntos actos de discriminación contra su hijo por el color de su piel, y la negativa de la familia Real al otorgarle al pequeño el título de Príncipe.

Sin embargo y en días recientes se supo a través de informaciones expuestas por el diario británico "The Telegraph" que efectivamente, tanto Harry como Meghan Markle sí se habrían negado a que su hijo recibiera el segundo título nobiliario de su padre, aunque lo del nombramiento del Príncipe es otro tema aparte.

Harry y Meghan Markle siempre han intentado proteger a su hijo Archie, por eso tuvieron tantas desaveniencias con "Casa Real".

Recordemos que el hijo de Lady Di no solamente ostentaba el título de Duque de Dussex, del cual también se beneficia la norteamericana. En aquel momento cuando Archie nació, hubo la posibilidad de asignarle el segundo nombramiento, pero sus padres consideraron que luego podría ser perjudicial para él.

La mencionada distinción era la de "Conde de Dumbarton", que convertiría al niño en un miembro de la Nobleza aún cuando su nacimiento y residencia permanente fuera en los Estados Unidos. Pero ¿qué razón habría tenido tanto peso como para que Harry y Meghan Markle decidieran declinar esta opción?

De no haber reparado en ese mínimo detalle, el hijo de Meghan Markle habría tenido motivos para querer renunciar a su título.

Al parecer fue la Duquesa quién encontró una singularidad que pudo haber pesado en el futuro del niño, y tiene que ver precisamente con el singular nombre: de "Dumbarton" es fácil extraer la palabra "dumb" significa 'tonto'.

Conciente de que el acoso escolar es un flagelo que se intenta combatir desde las escuelas en muchas partes del mundo, tanto Harry como Meghan Markle temieron que esta información alrededor de su hijo generara motes y demás situaciones incómodas en cuanto Archie alcanzara la edad escolar.

Lo que menos querría Meghan Markle es que su hijo sea víctima de señalamientos en el futuro.

Según el rotativo británico, no sólo Meghan Markle encontró el singular juego de palabras y lo advirtió a su esposo, sino que el mismo Príncipe ya tenía prevista esta dificultad: “No fue solo Meghan quién señaló los posibles inconvenientes, a Harry también le incomodaba este asunto”.

Es posible que los hijos de la pareja no puedan optar en el futuro por ningún título Real. Esto en principio causó preocupación en Meghan Markle, pues pensó que la ausencia de algún nombramiento, podría ser sinónimo de desprotección para el pequeño. Sin embargo, también se baraja la posibilidad de que una vez que su suegro, el Príncipe Carlos, ascienda al trono como Rey, decida entre otras cosas, reducir el número del núcleo fuerte de la Familia Real, por lo que a diferencia de los hijos de Guillermo, George, Charlotte y Louis, los niños de los Sussex queden fuera de la ecuación.