DESPEDIDA

La Reina Letizia y Mila Ximénez: lo que las une, lo que las separa y por qué la Soberana la llora

La Monarca y la tertuliana encontraron una forma en común de unir sus vidas.
viernes, 25 de junio de 2021 · 04:00

Mila Ximénez falleció este miércoles 23 de junio después de sostener una valiente lucha contra un cáncer de pulmón que fue diagnosticado y tratado, pero logró vencer la contienda. El luto rodeó todos los espacios de la cadena "Telecinco", mientras que desde las redes miles de internautas le dedican hermosas dedicatorias y condolencias a sus familiares. Pero entre el mar de personas que despiden a la querida mediática, hay una figura que conoce el dolor que deja esta terrible enfermedad: la Reina Letizia.

La Reina Letizia aprovecha cada oportunidad que puede presidir, para unirse a esta causa.

Es un gran pesar, sin duda, para quienes en vida tuvieron el privilegio de acompañar a la famosa tertuliana a lo largo de su vida en su lado familiar y su amplia trayectoria en la televisión, profesión que por supuesto compartía con la Reina Letizia, pero más allá de ello el tema que finalmente une a ambas periodistas tiene respuesta en la cruel enfermedad que le costó la vida a Mila Ximénez. El cáncer.

La Reina Letizia ha intentado que la atención de la prensa se centre en su mensaje y en el trabajo que desarrolla, diluido por el interés generalizado en los maravillosos estilismos que la revisten. Es un tema ampliamente discutido y en consenso se sabe que parte de su aplaudida estrategia del reciclaje de prendas y modificación de otras, es un inusitado intento de lograr este objetivo a veces sin éxito. Esto lo hemos abordado antes: es hora de poner más atención al mensaje y no tanto a lo que la mensajera lleva puesto.

La Reina Letizia ha aligerado la ostentación por una ética de trabajo enfocada en lo que hace y no en lo que viste.

Para la Reina Letizia se trata de un tema crucial: la última vez que se unió a una actividad relacionada a combatir esta enfermedad tuvo lugar el 4 de febrero de este 2021 en el marco del 'X Foro contra el Cáncer', desarrollado en la sede de la Asociación Española contra el Cáncer, con motivo del Día Mundial. (Fuente El Economista).

El enfermo de cáncer es vulnerable y lo es aún más en esta pandemia. El desafío es mayor. La necesidad de dar respuesta a la situación que viven los pacientes oncológicos es más urgente que nunca.

Todo evento relacionado a esta causa cuenta dentro de la agenda institucional de la Reina Letizia como una cita fija. En fecha anterior a aquel 4 de febrero, la Monarca viajó a Ciudad de México en 2015 para participar en la "Official World Cancer Leaders' Summit", con uno de los mensajes más poderosos en español e ingles para abarcar la mayor cantidad de organismos fuera de los límites de España. (Fuente: Casa Real TV).

De todas las causas que amadrina y preside, la lucha contra el cáncer encuentra en la Reina Letizia una gran aliada y se involucra como nadie. No falta a ninguna de sus citas anuales con la Asociación Española contra el Cáncer y otras organizaciones para estar al tanto de sus diferentes proyectos, iniciativas, investigaciones y actividades.

En una oportunidad,  vimos a la Reina Letizia en el VII Foro Contra el Cáncer en 2018 confesar ante un público expectante, que la enfermedad había afectado a personas cercanas a ella. Ha visto el dolor, el miedo, la resiliencia de los pacientes oncológicos, y Mila, quien fuera una de ellos, es la cara más visible de una batalla ardua por encontrar la cura y salvar miles de vidas. ¿Cuántas Milas, queridas, admiradas, rodeadas del amor de familia y amigos han perecido ya? ¿Cuántas personas más han sido y serán diagnosticadas mientras se levanta esta nota informativa? ¿Cuántas personas perdieron y perderán la vida por la misma razón?

Pero con esta causa no hay descanso y no hay forma de bajar los brazos, hacerlo es darlo todo por perdido. Desde su trinchera, la Reina Letizia sigue en su labor de presencia, de apoyo, de persistencia. Dos mujeres aparentemente distanciadas por sus posiciones frente a la sociedad, pero con puntos en común. La partida de Mila Ximénez es irreparable, pero la lucha continúa, mientras haya fuerzas y, sobre todo, voluntad institucional para ello.