INÉDITO

Las "sorpresas" que Zarzuela planea para la Princesa Leonor y que ella ni deseaba, ni esperaba

Se piensa que la heredera no será capaz de manejarlo todo al mismo tiempo.
miércoles, 23 de junio de 2021 · 03:00

La Princesa Leonor apenas inicia su proceso para hacer las maletas y embarcarse al "UWC Atlantic College" en Gales Inglaterra, y desde "Zarzuela" se vislumbran otros panoramas, en los cuales la heredera pueda representar a la Institución más allá de sus apariciones públicas en suelo patrio.

Si la Princesa Leonor pensó que irse a estudiar al extranjero rebajaría sus obligaciones, se equivocó.

Se habla sin cortapisas de la posibilidad de incorporar a la Princesa Leonor en el calendario oficial 2021-2022 que prevé "Casa Real" para las visitas de estado que se deban realizar en el escenario internacional. Eso sí, en solitario y, de forma conjunta con sus estudios, a fin de que éstos no se vean interrumpidos por sus compromisos reales.

Según nos expone el diario "La Razón", dentro del marco de asignaciones y deberes planteados para la Princesa Leonor como parte de su posición dentro de la Familia Real, se contempla "la más alta representación del Estado español en las relaciones internacionales, especialmente con las naciones de su comunidad histórica", y con ello la mirada se dirige hacia el escenario electoral latinoamericano.

El papel institucional de la Princesa Leonor no se limitará a sus estudios en el extranjero. Tendrá que viajar a otras latitudes.

Es posible que "Zarzuela" planifique la puesta de largo de la Princesa Leonor en actos de toma de posesión de algún nuevo presidente hispanoamericano para finales de este 2021 o durante el venidero año 2022 y, al menos, ya hay tres países que han sido debidamente considerados por la Corona.

En un principio se pensó en Perú, donde el pasado 6 de junio se disputaron las elecciones presidenciales, pero el ganador de la vuelta electoral, el izquierdista Pedro Castillo, maquina una serie de ideas bastante "excéntricas" sobre su visión de gobierno, que dista de los principios del Estado Europeo, y luego tenemos a Keiko Fujimori, por el partido de derecha, vinculada a su padre Alberto Fujimori, expresidente del país andino y acusado de corrupción, lavado de dinero y otros delitos de orden fiscal que empañan también el nombre de su hija. No parece un buen clima político para que la Princesa Leonor debute.

Con su estilismo nuevo, que nos presenta a una Princesa Leonor más madura, vendrán nuevos retos para ella.

Luego, "Zarzuela" optó por considerar a Chile como un buen inicio de agenda internacional para la Princesa Leonor. La celebración de los escaños electorales tendrá una primera vuelta el próximo 18 de julio, y no será hasta el 6 de noviembre de este año cuando se conozca a los contenedores que irán a la vuelta definitiva. Independientemente del ganador, se trata de un escenario mucho más tranquilizador en el que la heredera podría participar sin problema alguno.

Una tercera opción sería Uruguay, aunque en este país suramericano la situación política sufra algunas convulsiones, sin embargo, esto no impidió en su momento, que el padre de la Princesa Leonor, el Rey Felipe, asistiera a la toma de posesión del presidente en ejercicio, Luis Lacalle.

A la misma edad de la Princesa Leonor, su padre Felipe ya encaraba su primer compromiso internacional en Colombia.

Como se puede ver, las transiciones gubernamentales en el nuevo continente son las más indicadas para que los herederos a la Corona se presenten en otras sociedades distintas a la española. El Rey Felipe inició su agenda internacional en 1983, siendo aún muy joven y ahora se espera que la Princesa Leonor pueda ocupar este puesto con la misma eficiencia que su padre y más pronto de lo que esperamos.

Sin embargo, para que se pueda diseñar una hoja de ruta internacional para la Princesa Leonor se debe tomar en cuenta la actividad del presidente Pedro Sánchez, quién entiende a cabalidad la importancia de sus citas a tierras foráneas para lograr afianzar los lazos multilaterales con otras naciones. Ahora todo queda en planificación y especulaciones, pero si algo está claro en este contexto, es que, tarde o temprano, la heredera deberá incorporar estás actividades a su lista futura de compromisos.