Literatura

Rosa Montero: “Los seres humanos somos en esencia supervivientes”

La escritora habló sobre su nuevo libro “La buena suerte”.
sábado, 12 de junio de 2021 · 09:35

La periodista y escritora madrileña, Rosa Montero, publicó una nueva obra llamada “La buena suerte” que, casualmente, la terminó antes de la pandemia de coronavirus pero su temática está vinculada de raíz con las preguntas que cada una de las personas se hizo a lo largo de este tiempo de incertidumbre.

En tanto, la autora fue entrevistada por Jesús Vigorra y su equipo en el programa La Mañana de Andalucía y contó la historia de amor de Pablo que, cuando su vida estaba hecha trizas, conoce a Raluca, su “buena suerte”.

He visto montones de personas destrozadas y, a pesar de eso, son capaces de volver a ponerse en pie, de volver a crearse un esqueleto para sustentar una vida nueva que, a lo mejor, hasta llena de cicatrices, es una vida mejor que la que se les destruyó antes.

De esta manera, el protagonista encarna una situación que fácilmente los lectores se sentirán identificados: el resurgir “una y mil veces” ante las adversidades de la vida.

La buena suerte, libro de Rosa Montero.

Los seres humanos somos en esencia supervivientes. Tenemos una capacidad de supervivencia y regeneración legendaria. Cuanto mayor soy, más lo veo.

Asimismo, Rosa Montero hizo hincapié en que “la buena suerte consiste en querer tener buena suerte, en remar hacia la buena suerte, en ser capaz de mirar el mundo de otro modo y sobre todo en ser capaz de contar la vida de otro modo”.

Por otro lado, la escritora abordó la temática del “bien” y el “mal” y consideró que “la inmensa mayoría” de las personas son “buenas”, por lo que “predomina la bondad”.

Escribió el libro previo a la pandemia.

A su vez, vinculó las experiencias de la vida y cómo las afronta cada uno a partir de la manera en que se posiciona. En consecuencia, existe una necesidad de crear las propias historias para, así, sentirlas.

Los seres humanos somos, sobre todo, narración. Somos palabras en busca de sentido y lo que nos contamos de la vida es lo que es la vida.

Por último, así como trató temas antagónicos pero complementarios como el “bien” y el “mal”, no le esquivó a uno de los temores y tabúes más grandes de la existencia: la muerte.

Para llegar a un acuerdo con la vida, que es a lo que todos aspiramos, a vivir con la mayor serenidad y plenitud posible, también hay que llegar primero a un acuerdo con la muerte. Con la muerte propia y con la de los seres queridos.

Otras Noticias