Inesperado

Rocío Carrasco relata cómo fue el distanciamiento con su hijo David

La hija de Rocío Jurado no ve a su benjamín desde hace años.
domingo, 9 de mayo de 2021 · 11:29

Desde que se estrenó el documental “Contar la verdad para seguir viva”, Rocío Carrasco no deja de ser noticia. Meses le llevó tomar esta decisión, jamás creímos que iba a animarse a hablar. La hija de “La más grande” por fin alzó su voz y hundió a Antonio David Flores, el hombre que le quitó las ganas de sonreír y lo más importante de su vida: sus hijos.

Telecinco emitió hace unos días el episodio más duro de la serie en el que la hija de Rocío Jurado relata cómo fue la agresión que recibió por parte de Rocío Flores. Fue un testimonio escalofriante, al parecer la producción eliminó un fragmento para proteger a la hija de Carrasco ya que en ese momento era menor de edad. 

En uno de los avances del próximo capítulo, Rociíto cuenta cómo se fue arruinando la relación con su hijo David. Recuerda que todo cambió cuando su hija se fue de la casa tras la brutal agresión. “El padre lo que hacía era irse al colegio durante el tiempo que me pertenecía a mí. Iba a las clases, a los recreos”, recuerda indignada.

Rocío Carrasco recordó la agresión que recibió por parte de su hija.

Antonio David Flores empezó a hacerle promesas disparatadas al pobre niño, entre ellas que lo iba a ayudar a lanzar un disco y que lo iba a llevar a “La Voz”. Además, el exguardia civil comenzó a criticar a Rociíto enfrente de sus hijos: “Me dice que el otro día iba en el coche y mi padre y mi hermana hablaron mal de ti, le dije que era una mentira”.

David Flores no tiene relación con su madre.

Mi padre me dijo que si iba a hablar de ti o defenderte que me iba a bajar del coche y me iba a dejar ahí.

Parece que el niño acató la orden de Antonio David y a partir de entonces no quiso volver con su madre. Rocío Carrasco puso una reclamación judicial para que su exesposo devuelva al niño al domicilio familiar. Jamás había contado su versión debido a sus hijos, no quería que crecieran sabiendo la dolorosa verdad.