IMPERDIBLE

Pastel de taza, el manjar dulce que saciará los momentos de antojo con muy poco trabajo

Esta receta se convertirá en la favorita de toda tu familia en cuanto abran la puerta del microondas.
domingo, 9 de mayo de 2021 · 02:00

¿Cuántas veces terminamos de almorzar y cenar y caemos en la cuenta de que nos olvidamos del postre? Millones. Solemos no darle tanta importancia al plato dulce como al principal y nos apenamos de eso cuando el cuerpo comienza a demandar azúcares. Para esos casos y para todos en los que os apetezca probar un bocadillo dulce pero no quieran gastar mucho dinero, trabajar de más ni tentarse con porciones enormes, el pastel de taza resulta perfecto.

Pastel de taza con bananas.

Ingredientes para 1 unidad:

4 cucharadas de harina

4 cucharadas de azúcar

2 cucharadas de cacao

1 huevo grande

3 cucharadas de leche

3 cucharadas de aceite

¼ taza de chocolate en trozos

1 chorrito de esencia de vainilla

Pastel de taza con frutos rojos.

Procedimiento:

La mejor parte del pastel de taza (además de que se consigue en cuestión de minutos) es que no tendrás que ensuciar un montón de trastos que luego te demandarán horas de lavado. Lo que haremos primero será colocar todos los ingredientes secos en una taza grande y apta para microondas, los mezclaremos bien, añadiremos el huevo y volveremos a mezclar para incorporar.

Posteriormente incorporaremos la leche, el aceite, el chocolate y la vainilla y volveremos a mezclar con movimientos envolventes hasta que todo esté completamente homogeneizado. A continuación, lo que haremos será enviar la preparación al microondas durante tres minutos a máxima potencia y, al cabo de este tiempo, esta delicia estará lista. Solamente restará que se enfríe para degustarla y lo típico es hacerlo con una cuchara y sin desmoldar.

Tres variedades de pasteles de taza. 

Es apropiado destacar que el pastel de taza puede hacerse en mil versiones distintas pues todos los tipos de bizcocho pueden adaptarse. En esta oportunidad, hicimos uno de chocolate pero podrías cambiar la leche por jugo de naranja o de limón y reemplazar los trozos de chocolate por arándanos. ¡A probar!