Increíble

Excesos y desgaste: Bunbury recordó el fin de "Héroes del silencio"

Netflix lanzó un documental de la banda.
sábado, 8 de mayo de 2021 · 09:57

“Héroes del silencio” fue una de las bandas más importantes y reconocidas de España, logró cruzar las fronteras y llevar su música a distintas partes del mundo. Netflix estrenó un documental que narra la historia de este grupo musical llamado “Héroes: silencio & rock and roll” dirigido por Alexis Morante. Los propios integrantes, Enrique Bunbury, Juan Valdivia, Joaquín Cardiel, Andreu y Alan Boguslavsky recuerdan lo que pasó.

Ocho años habían pasado desde el lanzamiento de su primer disco, estaban en la cima de la ola, pero algo no andaba bien. Tomaron la difícil decisión tras un concierto de su gira americana. Estaban arriba del escenario cuando el público comenzó a lanzar objetos y monedas. Bunbury recibió un golpe en medio de una canción y se marchó, minutos más tarde dieron a conocer la noticia.

“Yo siempre digo que a mí me hubiera gustado ser grande en Japón. Y cuando tengo a la delegación delante y vienen a vernos, (les decimos) ‘nos separamos’, en sus narices”, expresó Enrique Bunbury en la serie. “Héroes del Silencio” estaba pasando por un mal momento desde hacía tiempo, en el año 1994 habían perdido a su road manager, una persona que les daba tranquilidad y equilibrio.

Netflix lanzó la serie de "Héroes del silencio".
Bunbury recordó cómo fue el final de la banda.

Además, habían tenido una gira agotadora. La voz de Enrique estaba cada vez más debilitada, en París tuvo que dejar un recital a la mitad debido a su cansancio. Comenzaron a tener muchos excesos y a consumir sustancias. Bunbury cree que deberían haber descansado durante un año para recargar energías. La decisión ya estaba tomada, no había vuelta atrás.

“Enrique nos reúne a todos y nos dice que ya no le gusta la música de los héroes y que el grupo se ha acabado ya”, recuerda Juan Valdivia en el documental. Bunbury recuerda que, tras esa tensa charla, todos habían decidido irse de la banda menos Pedro. Prefirieron terminar el trabajo de una buena manera que alargarlo indefinidamente. 

Nos despedimos y ya cada uno se volvió por un lado a Zaragoza. Se acabó ahí.

Otras Noticias