ESCANDALOSO

La última advertencia de la Reina Letizia al Rey Felipe que ella hizo cumplir: "Son ellos o yo"

La Soberana se encargó de sacudirle a su esposo las malas influencias.
viernes, 7 de mayo de 2021 · 09:48

Dolorosa fue la fría recepción que recibió por parte de su familia política al unirse como la nueva miembro de la Familia Real, humillante la desconfianza de la alta sociedad española que no podía comprender la decisión del Rey Felipe al desposarla, pero verdaderamente irritante fue para la Reina Letizia tener que soportar el desprecio y las mofas de un grupete bastante particular: sus amigos .

Nunca logró encajar con el círculo más cercano de amistades del hijo de Don Juan Carlos, quienes no podían creer ni tolerar siquiera que hubiera elegido, entre tantas jóvenes de buena familia a una plebeya, una por cierto con mucha voz para hacerse sentir. Lo que más les chocaba era el ímpetu de la Reina Letizia, creyeron que podrían acallarla e intimidarla, y sorprendidos quedaron ellos con el temple que les mostró desde el principio.

La noche más atrevida del Rey Felipe cuando se fue de juerga sin la Reina Letizia.

Lo peor fue para ella enterarse del apodo que sus amigos usaban en clave para referirse a ella: la Reina Letizia fue apodada "chacha", término despectivo y degradante que se refiere a las mujeres de servicio doméstico. ¿Estaría al tanto el Rey Felipe de esta "jugarreta" de sus compis o les reía la gracia por lo bajo?

Pero como suele ocurrir en la vida de la Reina Letizia, muchas de las personas que han osado a enfrentarla o hacerle el feo, terminan desfilando por el despeñadero, tarde o temprano. Ya sea por ley del karma o porque se lo buscan solitos, la lista negra de la Monarca, ha tachado varios nombres considerables, empezando por esta rutilante pandilla.

Madrid, el "compuyogui" de la Reina Letizia que recibió su apoyo vía whatsapp cuando fue acusado de corrupción.

Tal fue el caso de Javier López Madrid, con quién actualmente ni el Monarca ni la Consorte tienen relación luego de ser imputado por cargos de corrupción, y de todos fue el único que aunque tuvo un mal comienzo con la Reina Letizia, encontraron en el yoga un punto de conexión que los hizo mejorar su relación.

De resto, el acercamiento con otros amigotes del Rey fue infructuoso, las burlas y desplantes le ganaron buenas discusiones con la Reina Letizia y de todas las amistades que Felipe perdió, quizás la que mantuvo con su primo Pablo de Grecia, esposo de su archirival, Marie Chantal Miller, fue la más doloroso. Los desencuentros entre ambas mujeres y la negativa del costado Heleno del Rey a aceptar a la Reina, terminó por alejarlo de la pareja.

Álvaro Foster, el confidente que aún le queda al Rey y que no incordia a la Reina Letizia.

Pero de todos los cercanos al Soberano, el peor "traidor" a los intereses de la Reina Letizia fue Pedro López Quesada: banquero de profesión y confidente del Rey, tenía también una gran amistad con  Iñaki Urdangarin y cuando surgió el Caso Nóos, fue el único en intentar ayudar al exatleta y su familia. Letizia jamás lo perdonaría por ello.

No siquiera algunas amistades de Zaragoza que datan desde los días del Gobernante en la academia, han sobrevivido. Las correspondientes esposas de aquel clan no tuvieron "química" con la Reina Letizia. El único que queda de aquellas amistades invaluables, es Álvaro Fuster, uno de sus confidentes más cercanos, con una amistad de décadas en su haber y el único que ha podido pasar la prueba del tiempo con la Soberana.