Ojito derecho

Guillermo Furiase, hijo de Lolita Flores, cada vez más parecido a su tío Antonio

La primogénita de La Faraona alcanzó los 63 años y repasamos los detalles de su hijo menor, de perfil bajo, talento musical nato y un legado familiar que da escalofríos.
viernes, 7 de mayo de 2021 · 03:45

Pocas familias son tan queridas (y famosas) en España como los Flores. Su nombre, tan solo de escucharlo, nos remite a una de las sagas de artistas más emblemáticas de nuestros suelos y si nos ponemos a sacar cuentas, enseguida notamos que cada miembro de ella posee un don artístico único. El caso de Lolita Flores es uno de los más notorios: nomás nacer fue la niña más fotografiada de 1958. Este 6 de mayo, 63 años después de aquel día, repasamos uno de sus grandes legados: sus hijos.

Lolita Flores cumplió este 6 de mayo, 63 años.

A diferencia de la propia infancia de Lolita (fue la primogénita de la notable Faraona), Elena y Guillermo Furiase (frutos de su relación con el argentino homónimo) crecieron alejados de los focos. De a poco, cada uno fue forjando su destino y a la mayor pudimos comenzar a verla en nuestras pantallas. Su rostro se hizo popular con la serie “El internado” y en los últimos años, pudimos verla en trabajos como “Centro médico” y “Arde Madrid”. De su hermano, Guille, sin embargo, sabemos muy poco y es que a diferencia de su hermana mayor, el perfil frente a la prensa del joven, se torna escurridizo.

Elena y Guillermo Furiase junto a su madre Lolita.

De melena larga y rizada, que retrotrae a su tío, Antonio Flores, Guille tiene 27 años, es músico e hijo del otoño: nació el 2 de diciembre de 1993. De su abuela, la legendaria Lola Flores, solo pudo disfrutar sus últimos dos años de vida, al igual que del padre de su querida prima, Alba Flores. Durante su infancia, la música rodeó a un claro heredero de una dinastía artística sin igual. Desde lo 12 años, Furi (como le dicen sus seres queridos) lleva una guitarra al hombro y fue la misma Lolita Flores, su madre, la que ha llegado a contar lo orgullosa que está de que su hijo, se parezca a su fallecido hermano.

"Furi" es músico y ayuda a componer a su propia madre.

De sangre flamenca, su costado musical terminó de florecer en la primavera de 2014, cuando formó parte del grupo de rock “Albha”. Allí coincidió también con Gonzalo Sierra, hoy pareja de su hermana Elena y padre de su primer sobrino, Noah. Para el hijo menor de Lolita Flores es precisamente el pequeño, el nuevo gran amor de su vida. “Lo escucho y me entra un esguince. Tiene dos años, espero que siga así, que es simpatiquísimo, una pedazo de persona, súper blanco por dentro” ha llegado a decir recientemente de su tierno sobrino.

Guillermo es fanático de su propio sobrino Noah.

Si bien el perfil de Guille Furiase es bastante bajo con respecto a la prensa, se le han llegado a conocer algunos vínculos famosillos. El primero fue cuando en 2015 salió con la periodista, Claudia García. La joven era redactora de “Moto Gp” en Telecinco y colaboradora de “Motorbike Magazine” (no es un dato menor aclarar que Guille es fanático de los autos). Sin embargo el amor, duró hasta el año siguiente. Algo similar había llegado a suceder antes, cuando Guillermo salió unos meses con la actriz catalana, Teresa Riott. Desde entonces, Furi ha logrado evitar que los medios conozcan su estado civil o más datos sobre su vida personal.

Elena y Guillermo cuando eran pequeños.

En su natalicio número 63, Lolita Flores puede darse por satisfecha con sus dos hijos: en septiembre, su hija Elena contraerá matrimonio con su compañero, Gonzalo Sierra, en la localidad gaditana de Vejer de la Frontera, un lugar más que especial para los Flores. Allí, la famosa familia solía vacacionar, en las playas y al sol del sur. Por otro lado, Guillermo, su ojito derecho, despunta sus primeros éxitos en el mundo de la música y el arte, demostrando para orgullo de su madre, que el talento artístico en su familia es algo que fluye normal por las venas.

Otras Noticias