PARA TOMAR NOTA

Buñuelos de espinaca, la receta perfecta para comer rico sin despeinarte

En menos de lo que crees tendrás un platillo para el deleite de toda la familia.
jueves, 6 de mayo de 2021 · 02:00

La inspiración es fundamental en la gastronomía y por eso es que no hay que cerrarse a la idea de poner en marcha platos que originariamente son de otros sitios. Los buñuelos de espinaca son un clásico argentino que incluirás en todos tus aperitivos luego de terminar de leer este artículo. Estamos seguros de que los amarás porque se trata de una receta muy económica, con productos que siempre tenemos a la mano y que le gustan a todo el mundo. ¡Avancemos hacia la lista de materias primas!

Buñuelos de espinaca.

Ingredientes para 3 personas:

250g de espinaca fresca

2 dientes de ajo

4 huevos

250g de harina leudante

150ml de leche

100g de queso rallado

1 cebolla

Sal

Pimienta

Aceite para la fritura

Buñuelos de espinaca.

Procedimiento:

Comenzaremos los buñuelos de espinaca cortando la cebolla en cubos muy pequeños y también los dientes de ajo. Luego colocaremos a pochar todo en una sartén con un poco de aceite bien caliente. Cuando observemos que comienzan a tomar color incorporaremos allí las hojas previamente lavadas y escurridas y dejaremos que al contacto con la temperatura comiencen a perder volumen.

Al cabo de algunos minutos pasaremos el mix de vegetales a un recipiente amplio y allí incorporaremos la leche, los huevos, el queso rallado, la harina y finalmente salpimentaremos al gusto. Mezclaremos con energía hasta obtener una masa chirla y en esta instancia podrías considerar también la preparación de alguna salsa para acompañar a esta delicia. Podría ser una mayonesa casera o bien una salsa fresca de tomates.

Buñuelos de espinaca.

A los buñuelos de espinaca solamente les queda un paso para llegar a encontrarse con los comensales en la mesa: la cocción. Para eso pondremos abundante aceite a calentar en un sartén profundo y recién cuando constatemos que la temperatura es óptima, comenzaremos a freír. Retiraremos en una fuente con papel absorbente y nos prepararemos para disfrutar. ¡Buen provecho!