NADIE PODRÍA NEGARSE

Esta es la única marca que logró que Ágatha Ruiz de la Prada deje de usar colores por un rato

Hubo una vez en la que la diseñadora sucumbió ante el arte de una colega.
miércoles, 26 de mayo de 2021 · 03:30

Ágatha Ruiz de la Prada es de esos talentos que han logrado trascender nuestras fronteras para hacernos quedar de maravilla en el exterior con su trabajo. Hoy por hoy es imposible no asociar el nombre de su marca a un conjunto de elementos que son su sello indiscutible: la extravagancia que logra mediante una paleta cromática que nadie se animó jamás a usar como ella en moda urbana y de pasarela.

Los colores son el símbolo distintivo de Ágatha Ruiz de la Prada a tal punto que su propia residencia y cada uno de sus atuendos lucen esas características de estilo. Ella misma ha asegurado que viste de negro aproximadamente cada diez años pero hubo una vez en la que accedió a dejar por unos minutos su esencial modo en pos de vestirse con prendas de una de las firmas más representativas de París.

Ágatha Ruiz de la Prada.

Al mencionar a la célebre ciudad francesa ya muchos habrán caído en la idea de que estamos haciendo referencia nada más y nada menos que a Chanel, la marca que lleva por emblema las chaquetas de sastre en mujeres y tantas otras prendas que son símbolos de la elegancia atemporal. La diseñadora española vistió un conjunto de la citada firma en el año 1991 y hemos podido acceder a esa información mediante un posteo que ella misma hizo en redes sociales.

En adjunto puede apreciarse la imagen en cuestión. En ella Ágatha Ruiz de la Prada luce un aspecto casi irreconocible considerando lo que estamos acostumbrados a ver de ella en la actualidad. La fotografía tiene un evidente retoque de color hacia las tonalidades sepia pero de todos modos es manifiesto que allí lucía un conjunto que no pertenece a su guardarropa habitual.

Ágatha Ruiz de la Prada vestida de Chanel.

La gracia de esta foto es que voy vestida de Chanel” escribía la artista al observar la gran cantidad de comentarios que le dejaban sus seguidores en admiración de su belleza natural y de ese estilo sorprendente que mostraba. Sin lugar a dudas aquella debe haber sido una ocasión de vestimenta muy especial para Ágatha Ruiz de la Prada o quizás una sesión de fotos con fines publicitarios pues ya sabemos que no es una tarea sencilla sacarla de ese repertorio que ella misma ha creado y con el que se siente más identificada que con ningún otro atuendo.