Pacto inquebrantable

Rocío Jurado: amor, devoción y una cita a la que no podía faltar

“La más grande” hizo una promesa que cumplió hasta el final de sus días.
domingo, 23 de mayo de 2021 · 11:15

Más allá de su imponente figura en el escenario, de su extraordinaria voz y de esa personalidad que la hacía tan querida por su público, Rocío Jurado, tenía una cualidad que siempre la distinguía: la fidelidad.

“La más grande” disfrutó de los más grandes amores románticos, y de la adoración que sentía por sus hijos y su familia, pero había un amor inquebrantable, una devoción que traspasaba cualquier límite para ella.

La última visita de Rocío Jurado a la Virgen de Regla.

Rocío era la más fiel devota de la Virgen de Regla, la patrona de su pueblo, Chipiona. Por eso no faltaba ningún  8 de septiembre a la procesión en su honor. Fueron varias las veces que aseguró que nunca permitiría que ese día se cerrara una presentación así le pagaran todo el dinero del mundo.

El amor de Rocío Jurado hacia la patrona de Chipiona era tan intenso como el de su público por ella. Cada año presenciaba la procesión junto a su familia, en lo que para ella era siempre un día de fiesta y desde el balcón de su casa saludaba a su gente llena de alegría.

La canción “Virgen de Regla” pondría palabras y música a la intensidad de su amor y devoción: “Nadie en el mundo sabe, de mis angustias ni la mitad. Nadie me ha comprendido, ni ha compartido mi soledad. Solo tú eres mi amiga y mi compañera. Solo a ti yo te tengo en mi cabecera”.  Vídeo de YouMoreTv - Espectáculo

Sólo un mes antes de su muerte, el 1 de junio de 2006, Roció Jurado planeaba ir a ver a su Virgen de Regla, y finalmente fue en su santuario donde recibió el último adiós. “La más grande” fue despedida por los suyos y por su pueblo en uno de los lugares donde más paz encontró.