Amor o trabajo

Enrique Ponce cambió abruptamente su estrategia frente a la prensa y este fue el motivo

El torero volverá este mayo a las corridas de toros pero su silencio sobre Ana Soria pareciera ser el tema por el que más le preguntan los periodistas.
domingo, 2 de mayo de 2021 · 16:00

De todo a casi nada. Así fueron los dos estados de presencia pública por los que pasó Enrique Ponce, en tan solo unos cuantos meses. Desde que en julio del año pasado, la noticia de su separación con Paloma Cuevas y su nueva relación con la joven Ana Soria salió a la luz, la vida del diestro se ha visto expuesta, de una manera en la que el torero, no estaba acostumbrado.

Enrique Ponce volverá a los ruedos este mayo.

Durante meses, preguntas sobre por qué no firmaba el divorcio con la empresaria (que aún sigue encajonado en el despacho de sus abogados) y sobre su decisión de haberse mudado a Almería con la estudiante de Derecho, fueron el tema principal del acecho mediático para con el diestro. Parecía entonces, que el mundo de los rodeos, había quedado atrás a la hora de entrevistar al diestro.

Sin embargo, como todo gran silencio que siempre viene seguido de un estruendo, Enrique Ponce volverá a aparecer este 2 de mayo, en la plaza de “Las Ventas”, el mítico lugar que más éxitos le vio cosechar a lo largo de su carrera. En este regreso, el de Chiva compartirá cartel con Manzanares, El Juli, Diego Ventura, Perera, Juan Ureña y el novillero, Guillermo García. De su vida privada, ni una palabra.

Ana Soria y Enrique Ponce fueron el gran atractivo del verano.

Las medidas sanitarias para esta corrida serán extremas: solo podrá haber un aforo del veinticinco por ciento (lo que serían aproximadamente, seis mil personas). Estos datos, sin embargo, no resultan negativos para el mundo de la tauromaquia, teniendo en cuenta el mal año que tuvo que afrontar este sector en 2020. El mismo Enrique Ponce fue una de las principales voces en apoyar todo los reclamos que se hicieron con respecto a volver a trabajar en el ruedo y sobre todo, a aquellas situaciones relacionadas al mundo de las corridas en particular.

Actualmente (y a diferencia de los meses anteriores), su vínculo con Ana Soria ha perdido el foco de luz que tenía encima. Y al parecer, esta ha sido una decisión de la pareja teniendo en cuenta la exposición de las hijas del torero y más aún, el punto de inflexión que resultó ser, el permitirle a Ana que condujese su coche sin el carnet. La noticia fue tan criticada en los medios, que los tórtolos debieron no solo pagar una multa de 1500 euros sino también, desacelerar su nivel de exposición en redes y la vida pública.

La pareja decidió ahora mantener un perfil bajo.

Precisamente por este motivo, cuando Enrique Ponce se apersonó la semana pasada, en la presentación oficial de la vuelta a la normalidad en el mundo taurino, quiso dejar bien claro a qué había ido a hablar (y a qué, no): “Estoy bien, en forma y con ganas de retomar mi vida. Solo voy a hablar de la corrida y de lo que tenga que ver con esto. Nada más. Tenéis que entenderme” afirmó tajante el diestro, diciendo que lo que más desea (además de volver a las plazas), es vivir tranquilo.