LA ENVIDIA DE MUCHOS

La icónica estrella que subyace del éxito de Jarabe de Palo y a la que Pau Donés le debe mucho

El vocalista de la célebre banda contó con un apoyo que lo catapultó directamente al éxito.
jueves, 13 de mayo de 2021 · 04:15

La pérdida de Pau Donés significó un golpe sin igual para la industria musical por dos motivos muy importantes. Primero, porque todos fuimos testigos del proceso mediante el cual poco a poco su vida se fue apagando, producto de un cáncer que le quitó todo, excepto las ganas de vivir. Y en segundo lugar, porque con su partida muchos sentimos representada la desesperanza. Dejaba aquí una banda posicionada en la cima del éxito internacional y el sinsabor de no saber cómo continuar. Por esas razones y por muchas otras, es que siempre vale la pena la revisión del pasado para recuperar aquellas historias que fueron los motores del despegue hacia todo lo bueno.

Pau Donés fue músico desde siempre, pero al principio la vida no le permitió dedicarse a lo que quiso y tuvo que arreglárselas accediendo a tomar trabajos que poco tienen que ver con el arte, pero que mucho se reflejan a las necesidades de los artistas; pues como todo el mundo necesitan ingresos. Por lo anterior es que los inicios de Jarabe de Palo se dieron casi de manera accidental, pero gracias al empujón que les brindó uno de los poetas más grandes que este país le ha dado al mundo.

Joaquín Sabina y Pau Donés.

Estamos haciendo referencia a Joaquín Sabina. El periodista Javier Menéndez Flores es quien guarda entre sus mejores memorias esta experiencia y también quien se la ha regalado al público. Jarabe de Palo fue la banda telonera de Sabina en el espectáculo que brindó en agosto del año 1997 en la plaza de toros de Leganés. Esa fue la primera aparición del conjunto en un público importante y la primera vez que nos deleitaron con “La flaca”, su canción icónica, y que luego el líder de la banda interpretó en vivo con quien de alguna manera podría considerarse su mentor, lo que puede apreciarse en el video adjunto.

Hasta entonces, Joaquín Sabina no conocía a Pau Dones pero debe haberlo adorado de inmediato por la calidad de sus composiciones y por el clima que generó en su público. Muchas veces no se tiene en cuenta, pero la calidad de las bandas que hacen las antesalas a los shows principales es determinante para que la experiencia completa de los fanáticos sea inolvidable. Existen millones de ejemplos de otros conjuntos que a pesar de haber sido teloneros de verdaderos grandes luego pasaron sin pena ni gloria; pero el oriundo de Montanuy y su equipo de talentosos supieron aprovechar la oportunidad y no la soltaron jamás.

“La flaca” no solamente es el himno de Jarabe de Palo, sino que es la canción con la que demostraron que lo de ellos no era una temporada pasajera de éxito, sino el resultado de mucho tiempo de trabajo que comenzaba a dar sus frutos. Seguramente Pau Donés ha recordado a Joaquín Sabina hasta el día de su muerte, por la incomparable experiencia que debe haber significado cantar a dúo con él y porque su cordialidad y grandeza como artista lo llevó directamente a convertirse en la estrella que todos conocimos.

Otras Noticias