MISTERIO

La desaparición del Rey Juan Carlos: las extrañas razones por las cuales se mantiene oculto

La prensa comienza a preguntarse qué está pasando con el Emérito.
miércoles, 12 de mayo de 2021 · 05:15

Toda España pudo ser testigo de uno de los momentos sin precedentes que marcó la historia democrática del país. En agosto del 2020, en plena crisis pandémica, el Rey Juan Carlos abandona el país, exiliado tras su abdicación y rumbo a Abu Dabi. La cobertura de cuanta información o dato surgiera a partir de la figura del exmonarca era primera plana en todos los medios tras los meses siguientes. Hoy, es poco o nada lo que sabemos sobre él. ¿Dónde está el Rey Juan Carlos? Así lo recoge "Marie Claire".

En pocos meses se contabiliza un año desde que el Rey Juan Carlos se embarcó a los Emiratos para iniciar su vida de "jubilado", en unas condiciones donde el derroche y el lujo no fueron problema: el príncipe heredero del país emiratí lo alojó como su huésped de lujo en la suite presidencial del "Emirates Palace", con paredes de oro, servicio las 24 horas, amenities y actividades de esparcimiento. Todo un oasis insufrible para el Emérito, inconforme con los sabores típicos del lugar, la soledad y los incómodos ascensores del complejo, que amenazaban la complicada salud de sus rodillas.

Gracias a la amistad del Rey Juan Carlos con sus amigos del Medio Oriente ha podido acceder a un exilio de lujo en los Emiratos.

Por supuesto que una situación tan incómoda mereció su traslado a un lugar más "adecuado": el Rey Juan Carlos ahora habita una espectacular villa dentro de una isla privada, calculada en más de 10 millones de euros, propiedad del mencionado anfitrión, desde la cual ha girado importantes sumas de dinero hacia España para ponerse al día con el Fisco y evitar así aperturas de investigaciones en su contra.

El primer acto de "buena voluntad" por parte del Rey Juan Carlos fue el envío de casi 700 mil euros para intentar blanquear aquel penoso tema de las tarjetas opacas, que el Emérito generosamente le extendió a sus nietos favoritos, Victoria Federica y Froilán, y terminó en una grosa controversia que casi salpicó a su esposa, la Emérita Sofía.

"Viva la Vida" tuvo la exclusiva: El cuadro de salud del Rey Juan Carlos generó polémica en España

Pero el último esclarecimiento hacia Hacienda sí que fue motivo de escándalo: 4 millones de euros fueron girados desde las arcas del Emérito para registrar ante la entidad recaudadora, por el caso "Zagatka", en la que se descubrieron movimientos de dinero irregulares, desde esta fundación radicada en Suiza, para costear valiosos vuelos del Rey Juan Carlos hacia destinos paradisíacos - y fiscales - junto a Corinna Larsen y varios amigos. Una treintena de generosos y acaudalados compis le proporcionaron la ayuda necesaria para evitarle un trago amargo con la justicia española.

¿Cuáles fueron los últimos acontecimientos que protagonizó el padre del Rey Felipe? Por increíble que parezca, desde que sus hijas, las Infantas Elena y Cristina, regresaron de su última visita a Abu Dabi sospechosamente vacunadas contra la COVID 19, los medios nacionales no han vuelto a transmitir ninguna información referida sobre el Rey Juan Carlos.

El Rey Juan Carlos de mejor semblante y buena forma en su nueva villa de retiro en una isla paradisíaca.

Tan siquiera una fotografía, pues las únicas que dan fe de la salud del Rey Juan Carlos datan de este mismo año. La primera de ellas fue hecha llegar a "Viva la Vida" donde se pudo apreciar al octagenario escoltado por dos guardaespaldas. Por lo que se puede inferir, el exgobernante cada vez encuentra más dificultades para caminar. En la segunda y última de la que hasta hoy se tenga registro, Don Juan Carlos posa en el patio de su nueva residencia junto a varios invitados de la Familia Real emiratí.

Ya sea por razones de salud o por cualquier otro motivo del cual desconocemos, el Rey Juan Carlos se mantiene en la total opacidad mediática desde hace semanas. Por ahora se podría adelantar que no habría razones para preocuparse, pues tal como asegura la sabiduría popular "las malas noticias son las primera en llegar" y hasta ahora no hay motivos para creer que el Emérito está atravesando por un mal momento.