NADIE SE RESISTE

Albóndigas en salsa, el exquisito menú que te puede acompañar en cualquier momento del año

Son fáciles de preparar y hasta se las puede congelar.
miércoles, 12 de mayo de 2021 · 12:47

Si hay un menú con el que los padres triunfan con sus hijos desde pequeños e incluso se puede comer en cualquier momento del año, ese es el de las albóndigas en salsa. Este popular alimento es de los más tradicionales en España y también en toda Latinoamérica y sirve además para salir del paso, ya que, al cocinar de más se lo puede guardar en el congelador. Y si todavía eres de esas personas que no se animaron a cocinar este riquísimo menú, Minuto España te presenta una receta súper fácil para dar rienda suelta a tus habilidades culinarias.

Los ingredientes que vas a necesitar para preparar las albóndigas con salsa son: 350 gramos de carne picada de ternera, 300 gramos de carne picada de cerdo, dos dientes de ajo, tres ramas de perejil fresco, un huevo, una cucharada de leche, 200 ml de vino blanco, una cucharadita de pan rallado, sal, pimienta negra, una cucharadita de tomillo, romero, una cebolla, harina, aceite de oliva virgen extra, 500 gramos de tomate frito, un puñado de guisantes, un trozo de pimiento rojo y 800 gramos de caldo de pollo.

Albóndigas en salsa

Cocinar este alimento no presenta mayores dificultades y primero hay que preparar la mise en place y hacer lo mismo con los ingredientes, por lo que hay que pelar la cebolla y picarla en brunoise fina.

Otro paso es picar bien fino el perejil y también el ajo; luego ponerlos junto a la carne picada en un bol, al que se añade un huevo, una cucharada sopera de leche, otra de vino blanco, una cucharilla de pan rallado y a eso añadirle sal, pimienta negra, tomillo y romero.

Albóndigas en salsa

Para que los ingredientes de las albóndigas se integren bien, es necesario mezclarlos y amasarlos. Si acaso la mezcla quedara seca o muy jugosa, se puede añadir pan rallado o también un poco de vino.

Una vez que se forman las albóndigas se las debe pasar por harina y para retirar el exceso de este ingrediente se le da un golpe con la mano. El paso siguiente será calentar una sartén con un poco de aceite de oliva y allí tostarlas. La idea es que no se cocinen por dentro y una vez que se las retiró a todas, en ese misma recipiente se puede cocinar a fuego lento la cebolla, si acaso el aceite no estuviera muy sucio por la harina.

Albóndigas en salsa

Una vez completado este paso, y cuando la cebolla esté bien hecha, se añade el vino blanco y a los dos minutos se hace lo propio con el tomate frito, sal y pimienta. Luego de tres minutos esto se pasa a una cazuela, en la que hayamos colocado las albóndigas, se las pone nuevamente al fuego y el paso siguiente será añadir los guisantes y el pimiento rojo. Todo eso se debe cubrir con el caldo y dejarlo así durante 40 minutos, tiempo en el que se removerá cada tanto para, casi al final de la cocción, agregar un poco más de sal y pimienta y las albóndigas en salsa estarán listas para disfrutar.