INSÓLITO

La Reina Isabel sin paz ni sosiego: el infame que casi crea un conflicto entre Reino Unido y Rusia

Lo peor es que este familiar de la Soberana lo hace, en nombre de Su Majestad.
martes, 11 de mayo de 2021 · 12:08

Si existe algo más bochornoso que hacerse pasar por alguien, sin duda tiene que ser fingir ser algo o alguien que en realidad no somos. Tal como sucede en la Monarquía española, pareciera que algunos familiares de la Reina Isabel se empeñan en hacerla padecer. Un nuevo miembro de su familia protagoniza el más absurdo de los escándalos y la Monarca no intercederá esta vez.

Si bien la Reina Isabel tiene un amplio e intrincado árbol genealógico provisto de miembros reales y nobles, la gran mayoría de ellos no tienen cargos representativos ni de servicio a la Corona y por ello no reciben subvenciones anuales. Pero hay uno de estos familiares carnales de la Soberana que está haciendo de las suyas en nombre de "Buckingham", y lo peor, en el país menos recomendable para realizar ningún tipo de operaciones estratégicas: Rusia.

Michael de Kent, primo de la Reina Isabel.

Sí, la Rusia de los zares, la Rusia de Vladimir Putin y Michael de Kent, el primo septagenario de la Reina Isabel está siendo noticia, luego de que se descubriera por medio de un programa de investigación televisado que el Príncipe cobra a empresas (incluso empresas opacas) aproximadamente 11.500 euros por acercarles al Kremlin, valiéndose de su estatus como familiar de la Reina Isabel.

El problema acá, es que a instancias del Reino Unido, en la dualidad Gobierno- Monarquía, se considera que el régimen de Vladimir Putin es considerado como una seria amenaza para este país. Entonces si es así, ¿cómo es posible que un familiar de la Reina Isabel pueda estar inmerso en semejantes intercambios tan turbios?

El primo de la Reina Isabel podría provocar un conflicto diplomático entre ambos países.

Según lo reportan medios como "EsDiario.es" y la revista "Vanity Fair" el primo de la Soberana es -digámoslo de esta forma-, un obsesionado con el país caucásico, un "rusófilo" empedernido desde que su ADN fuera utilizado para comprobar los nexos de la Familia Real británica con los desaparecidos Zares rusos. De allí que se involucrara en unas 16 organizaciones de cooperación con el régimen de Putin y ahora se dedique a estos manejos turbios.

Tantos son sus esfuerzos por acercar a Rusia con Gran Bretaña que le ha merecido por parte de la presidencia rusa la "orden de la amistad", mientras se hace llamar a sí mismo como "embajador no oficial de la Reina Isabel ante Rusia”. ¡Qué papelón!

La Reina Isabel tiene un cariño especial por el primo que fue su pajecito de bodas en su matrimonio con Felipe de Edimburgo.

Entonces, ¿cómo se descubrieron las andanzas del Duque de Kent con estas empresas extranjeras, interesadas en invertir en el país exsoviético? Se explica en lo que sigue: dos periodistas encubiertos contactaron al primo de la Reina Isabel como supuestos trabajadores de la empresa surcoreana "House of Haedong", interesados en invertir en Rusia. En el vídeo publicado, el de Kent se muestra muy entusiasmado de recibir unos 200 mil euros de comisión por sus labores "no oficiales para la Reina Isabel" y alardeó en varias ocasiones el galardón de la Orden de la Amistad y sus cercanías a la presidencia de ese país.

Ante semejantes evidencias, cualquiera podría pensar que esto podría enfurecer a la Reina Isabel, pues la Monarquía estaría en un gran aprieto. Sin embargo, el Príncipe y ella se llevan de mil maravillas, al punto que sería ella quien sostiene su costosa vida en el Palacio de Kensington, con protección policial permanente para el y su esposa y todo aquello pagado con dinero de los contribuyentes. No obstante, algunas voces políticas en el vecino país se han levantado para exigir que la Reina Isabel retire sus títulos y concesiones en lo que consideran una "deslealtad" al Gobierno y la Corona.

Otras Noticias