Inesperado

Este es el motivo por el cual José Ortega Cano y Rocío Carrasco no se pueden ni ver

El torero y la hija de la cantante tienen una mala relación.
miércoles, 7 de abril de 2021 · 12:55

Desde que se estrenó el documental “Contar la verdad para seguir viva”, Rocío Carrasco no deja de dar que hablar. La hija de Rocío Jurado se cansó de fingir y poner su mejor sonrisa, durante años ha soportado todo tipo de acusaciones y maltratos por parte de Antonio David Flores y de algunos medios de comunicación. 

Rocío Carrasco no tiene una buena relación con su familia materna. En uno de los últimos capítulos de su documental, habló sobre los hijos que su madre y José Ortega Cano adoptaron en Colombia, Gloria Camila y José Fernando: “Mi madre estaba muy feliz porque sabía que estaba haciendo feliz a José y a ella eso le bastaba”. 

Tenían que contar con alguien que firmase, que les respaldara si a ellos les sucediera algo para que los niños no quedaran desatendidos y yo fui quien firmó.

La hija de Rocío Jurado se comprometió a hacerse cargo de los pequeños si a sus padres les pasaba algo. Estaba muy contenta con la llegada de sus hermanitos, jamás imagino que la relación se iba a arruinar. Gloria Camila fue sorprendida por la prensa y no dudó a la hora de dar su opinión: “Me dormí”. La influencer tiene una gran relación con Rocío Flores, su sobrina, la apoya en todo momento. Además, Rocío Carrasco en una ocasión habló mal de su padre, José Ortega Cano. 

Rocío Jurado y José Ortega Cano se casaron en el año 1995.
Rocío Carrasco y Gloria Camila no tienen una buena relación.

La hija de la cantante dijo que no sabía si había sido bueno para su madre casarse con él. Al principio tenían una bonita relación, pero poco a poco se fueron distanciando. Aún no ha contado los motivos que la llevaron a alejarse del marido de su madre, pero este miércoles la revista “Diez Minutos” sorprendió con una información inédita sobre este vínculo.

Parece que Rociíto y el torero se enfrentaron por una propiedad que “La más grande” tenía en Miami. Cuando murió Rocío Jurado, José Ortega Cano no quería desprenderse de la propiedad, debido al valor sentimental, pero Rocío Carrasco estaba convencida en venderla. El padre de Gloria Camila le pidió que esperara un tiempo, sin embargo ella se desprendió en el 2011 por 870.000 dólares.