NO ES LA PRIMERA VEZ

Una decisión judicial tira por tierra toda la ilusión de Javier Santos, el hijo de Julio Iglesias

Parece que quien demanda derechos de reconocimiento paternal tendrá que conformarse con no pertenecer al clan del cantante.
viernes, 30 de abril de 2021 · 16:47

Hay alguien que definitivamente no terminará bien el mes de abril y otro alguien que sí lo hará a pesar del primero. Estamos haciendo referencia a Javier Santos y a Julio Iglesias respectivamente, quienes hace un buen tiempo que vienen manteniendo una interesante contienda judicial pues el muchacho dice ser uno de los tantos hijos no reconocidos que el artista tendría distribuidos por varios lugares del mundo. Nuevamente, la justicia se ha colocado del lado del exmarido de Isabel Preysler y eso ya no resulta una novedad.

La noticia tiene que ver con que el Tribunal Supremo ha certificado que Javier Santos no es hijo de Julio Iglesias y con eso se ha reafirmado la sentencia previa que dictaminó la Audiencia de Valencia, equipo de magistrados que ya aseguró en otra oportunidad que entre ellos no habrían conexiones genéticas y mucho menos responsabilidades filiales. Con esto último es que ha quedado completamente denegado el pedido de Santos por el cual requería que el caso se reabriera y las investigaciones continuaran.

La justicia entiende que el embrollo judicial ya ha sido esclarecido y que no hay motivos para reconsiderarlo y como si lo anterior fuese poco, lo harán cargo al supuesto hijo no reconocido de los costos que ha implicado el proceso. En la actualidad el hombre (que tiene un gran parecido a Julio Jr) tiene 44 años y lleva un total de 30 años de apelaciones intentando que se le reconozca como hijo legítimo, algo que evidentemente el intérprete de “Me olvidé de vivir” no hará bajo ningún punto de vista.

Javier más de una vez ha denunciado en los medios de comunicación que su historia no ha sido tomada en serio por los juzgados y que muchas veces se le ha dado la espalda producto de la influencia que Julio Iglesias habría impuesto. Cuesta imaginar al cantante en un rol de ejercer presión pero conociendo las cuantiosas sumas de dinero que están detrás del asunto, todo podría pasar.

“Solo queda que la ley avale a la ciencia. Mi lucha es sobre todo por limpiar el nombre de mi madre y demostrar la verdad, y eso ya lo he hecho”, expresó Javier en tono de completa angustia y desahuciado. Según él, jamás le ha interesado el dinero (aunque si su relato fuese verdadero le correspondería tanto como a sus consanguíneos) y su lucha ha estado sustentada en reivindicar la imagen de la madre y así obtener justicia, algo que al menos por ahora parece que no conseguirá.  

Otras Noticias