COMPROMETIDA COMO POCAS

Rozalén, la artista cuyos objetivos profesionales trascienden la búsqueda de recompensas económicas

La vocalista comprende el sentido de la música de manera profunda y no está dispuesta a desaprovechar su llegada al público con mensajes poco trascendentes.
sábado, 3 de abril de 2021 · 06:15

Generalmente la música es el espacio perfecto para que los artistas exploten lo peor de sus egos y vanidades. Sin embargo, aún quedan algunas estrellas destacadas que han elegido esta profesión por puro amor y porque lisa y llanamente la perciben como un arte, como una poderosa herramienta de transformación que debe utilizarse de manera concienzuda y criteriosa, en pos de contribuir aunque sea mínimamente en el progreso de la humanidad. Rozalén pertenece al segundo grupo por varios motivos que repasamos a continuación.

Lo que sucede con la oriunda de Albacete es que en un primer momento no pensó que sería cantante y emprendió estudios formales en otra disciplina que luego ha sido unida a su vocación. Rozalén estudió psicología y además hizo un máster en musicoterapia, conocimientos que le han servido en gran medida para apaciguar el estrés que le provoca la fama y de los cuales ha tomado elementos para hacer que su música ayude a quienes padecen algunas alteraciones psíquicas. “A veces me gustaría no sentir tanto, pero eso es lo que me permite hacer canciones”, ha reconocido en algún momento y de ese modo ponía en evidencia que las problemáticas ajenas no lo son tanto.

La cantautora es hija de un sacerdote que dejó todo para vivir su amor con su madre y puede que ahí radique la vena sensible y comprometida de la muchacha. “A mí me han educado en ese cristianismo que dice que seas feliz haciendo feliz al que tienes al lado”, Rozalén tiene una veta social que la atraviesa por completo y eso está patente en cada una de sus discografías pues sus composiciones son un eco de las problemáticas vigentes y siempre que puede, encara los tópicos desde una perspectiva optimista.

Pero la generosidad de la vocalista no se reduce a la escritura de poesía o a pensar en incluir las realidades imperantes en sus escritos sino que siempre está dispuesta a colaborar con colegas, algo que algunos jamás harían por miedo a la comparación. Ella ve directamente a la música como un espacio ideal para la ayuda mutua y por ese motivo es que muchos la buscan para servirse de su maravilloso talento.

Probablemente, el éxito de semejante artista nace justamente en esa cualidad que muchas veces la hace padecer. Cierto es que hay un público ávido de consumir composiciones que no necesariamente tienen que ser un culto al arte y se conforman con letras superficiales y pasajeras. Sin embargo, la vida está hecha de contenido y como la banalidad no es eterna, allí está nuestra queridísima Rozalén para llenar los vacíos y otorgarle sentido a las zonas grises y turbulentas.