SIN PELOS EN LA LENGUA

Rocío Carrasco recuerda la lectura del testamento de Rocío Jurado y lanza un revés a sus parientes

El capítulo denominado “Miedo” ha dejado tanto ruido en el ambiente como los anteriores.
jueves, 29 de abril de 2021 · 04:00

La tertulia española tiene esa capacidad espectacular de no dejar de sorprendernos jamás y quien ahora está inmersa en esa tarea es Rocío Carrasco, quien hace algunos meses decidió que ya estaba bien de silencio y misterio y quería recobrar su voz y el buen nombre que heredó su madre. Cada uno de los episodios de su serie testimonial que Telecinco pone al aire, están integrados por una increíble cuota de realidad que nos hace parecer insólito que durante tantos años pudiera haber aguantado no explotar con su versión.

Los últimos sucesos que Rocío Carrasco puso sobre la mesa fueron realmente escalofriantes pues tuvieron que ver con el episodio más dramático de la tirante relación que mantiene con su hija. Relató con lujo de detalles como fue el día en que Rocío Flores la golpeó hasta que fue necesario que una guardia médica la revisara y por si eso fuera poco, ha vuelto a redoblar la apuesta con el capítulo llamado “Miedo”.

Esta nueva puesta en el aire que ha tenido lugar ayer miércoles como cada semana, se remonta a otro momento clave de la debacle familiar: el día en que la hija de “la más grande” y sus consanguíneos fueron citados para la lectura del testamento que había dejado Rocío Jurado, mediante el cual cada uno de ellos se enteraría de la porción que había heredado. Considerando la enorme fortuna que amasó la coplera en base a puro esfuerzo, esa fecha era una muy esperada por todos.

“Fuimos mi tía Gloria y su marido, Amador y su mujer, José Ortega Cano, la albacea y yo. Estábamos los que teníamos que estar. Bueno, tampoco los que tenían que estar” ha expresado Rocío Carrasco en clara referencia a que desde su perspectiva, había gente que sobraba en esa reunión. Quizás mientras hablaba pensaba en que no deberían haber concurrido los parientes políticos pero no ha brindado más detalles al respecto. “A partir de ese día con mi familia termina explotando. Cada uno termina por un sitio, algunos juntos y otros por nuestro camino. Se unen a la persona que más daño le ha hecho a su mujer, a su sobrina y a la hija de tu mujer. El que va fardando de que lo querían mucho y que moría con él y todo ese tipo de cosas. La tenían que matar antes de que él viera un duro” agregaba luego en alusión a que todos se encolumnaron detrás de Antonio David Flores y no de ella.

Rocío Carrasco a partir del día 25 de junio del año 2006 se convirtió en la principal heredera del legado musical de su madre y también de las pertenencias que atesoraba en calidad de artista. Al resto de los familiares les dejó importantes propiedades que les han servido luego para mantener el status en el que viven pero hay algo que excede lo material y que evidentemente Rocío Jurado no inculcó con la suficiente fuerza: la unión familiar a pesar de su ausencia.