Edición aguerrida

Una expulsión inesperada y el nacimiento de una villana en la última edición de “MasterChef”

El talent show culinario ha demostrado tener siempre un as bajo la manga, y las tramas personales de los aspirantes podrían convertirse pronto, en material de cualquier serie dramática.
miércoles, 28 de abril de 2021 · 10:40

Pocos programas ofrecen tanta acción, risas y llanto como lo hace “MasterChef”. Y es que, velada tras velada, los aspirantes nos demuestran hacer todo lo que está a su alcance para poder llevarse la victoria. Sin embargo, no lo harán antes sin dejarse la piel en ello y hasta ahora, la producción nos ha demostrado que de favoritos, nada.

Fran fue el último expulsado del programa y asistió a "La hora de la 1" a contar su experiencia.

Tras la expulsión la semana pasada de José María, muchos entendieron que “imposible”, no se encuentra en el diccionario de “MasterChef”. Fue Alex el último expulsado y, pese a que los televidentes lo tenían como uno de los mejores hasta ahora, nuevamente el talent show ha vuelto a mostrar, que no existen los favoritismos si es que en los fogones, se hace agua.

Sin embargo, la expulsión del catalán con ascendencia libanesa no fue el único “highlight” de la velada sino todo lo contrario. Al parecer, una nueva “villana” se ha ganado dicho papel en las cocinas del programa. Ofelia no ha parado de acusar y maltratar a varios de sus compañeros, en su aguerrida lucha para alcanzar el premio. En la edición de ayer, María fue víctima de la gallega cuando esta la llamó, en la prueba por grupos, la “Barbie de Tomelloso”.

Ofelia no se viene ganando muchos seguidores.

Como si esto fuese poco, tuvo luego un encontronazo con Arnau. Este acusó a su compañera de haberse copiado a la hora de seleccionar los ingredientes para crear su propia mantequilla. Ofelia, sin embargo, lo negó todo dejando que los televidentes y el jurado, elijan a quién creerle. Al parecer, según la gallega, rodearse de aquellos a quienes considera más “débiles” es la mejor forma de sobresalir.

En el primer reto de la jornada de ayer de “MasterChef”, Fran falló por completo. La prueba consistía en utilizar los ingredientes “blancos” de una misteriosa caja propuesta por la producción, en la cual se encontraban harinas y leches de diversos tipos. Fue Fran quien se llevó el delantal negro, por un desastroso resultado a la hora de hacer tallarines. A la prueba siguiente, recuperó el blanco nuevamente, demostrando ser todo un profesional.

Fran recibió el delantal blanco enseguida en la prueba por grupos.

El final fue sin duda alguna, uno de los momentos más emotivos de la jornada. Álex y María quedaron como últimos aspirantes en la prueba de expulsión. Tanta era la presión que el de Barcelona, se terminó emocionando en medio de la prueba. Pese a haberlo dejado todo en su último plato, no fue resultado suficiente para poder ganarse, la permanencia en el programa.

Otras Noticias