Increíble

Un informe psiquiátrico de Rocío Carrasco refleja las consecuencias de la agresión de Rocío Flores

Rocío Flores la agredió cuando tenía 15 años.
martes, 27 de abril de 2021 · 21:58

Rocío Carrasco no deja de dar que hablar, su documental marcó un antes y un después en su conflicto con Antonio David Flores. Luego de tanto años, se animó a hablar, demostró que detrás de esa mujer rígida y fría, hay un gran corazón y mucho sufrimiento. Aún no está preparada para retomar su relación con Rocío Flores, su primogénita.

“Tiene que pasar tiempo, que yo esté preparada y ella esté preparada. No voy a decir lo que ella debe hacer. Sé lo que tengo que hacer, prepararme, con terapia”, dijo Rocío Carrasco en una entrevista en Telecinco que dio el miércoles pasado. La agresión de su hija marcó un antes y un después, terminó en el hospital con heridas físicas y graves secuelas psicológicas.

Rocío Carrasco reveló en uno de los capítulos de su documental su diagnóstico psiquiátrico: trastorno de adaptación con ansiedad y depresión. Los especialistas que la trataron, luego de la agresión, determinaron que la hija de Rocío Jurado tenía una dolencia originada “por un agente estresante cuya acción en intermitente, se manifiesta como un trastorno más prolongado en el tiempo que los trastornos adaptativos habituales”

Según el informe, había conductas de Antonio David que ella sentía como un riesgo para la relación con sus hijos. Rocío Carrasco también presentaba un descenso en su estado de ánimo, tristeza, disminución de interés, autorreproches, bajo impulso de la actividad, entre otros. Sufría de depresión, y en algunas sesiones ha llegado a hablar de ideas de autolisis.

Rocío Carrasco rompió en llanto en Telecinco.

Los síntomas empeoraron tras la agresión de Rocío Flores, comenzó a tener ataques de pánico, mucha ansiedad, depresión, descenso de autoestima, todo por el distanciamiento de su hija. Los especialistas le cambiaron su tratamiento antidepresivo, en el 2013 presentó una mejoría, pero lamentablemente en el 2014 empeoró tras la difusión en medios de comunicación de una noticia que hacía referencia a su conflicto familiar.

Antonio David le hizo mucho daño a Rociíto.

“Fue necesaria la elevación de dosis de fármacos que venía tomando y que había empezado a retirar, así como la reintroducción de otros fármacos más potentes”, relataron los especialistas que la trataron en ese momento. En el 2015 volvió a empeorar tras las declaraciones de Antonio David Flores.