INSÓLITO

La decisión del Rey Felipe que castiga el futuro de la Infanta Sofía y todo por el Príncipe Harry

La benjamina de los Reyes queda perjudicada sin haberlo querido.
martes, 27 de abril de 2021 · 10:36

El futuro de la Princesa Leonor y la Infanta Sofía es de esos temas que entre "Zarzuela", los Reyes y el Gobierno se pasan de mano en mano como el juego de la papa caliente y al final, el futuro institucional de las jóvenes es la gran incógnita de la que ni siquiera los propios involucrados tienen una respuesta certera.

Algunos internos en "Zarzuela" desmienten de forma categórica que la Infanta Sofía reciba formación militar. Si ni siquiera se ha logrado que el ente gubernamental y el representativo se pongan de acuerdo para diseñar el programa castrense de la heredera, ¿qué quedará para la benjamina de "Casa Real"?

Una cosa es el plan académico y otro muy distinto es el institucional, y por mucho que en la dinámica familiar, la heredera Leonor y la Infanta Sofía vayan a la par, todos los esfuerzos tradicionalmente van dirigidos hacia la siguiente en la línea de sucesión por derecho de nacimiento y el resto de los Infantes e Infantas quedan relegados a un rol secundario que les exime de muchas responsabilidades.

La Infanta Sofía se verá afectada por situaciones en las que no tiene nada que ver.

 

Para el diario "El Nacional" de Cataluña, necesario es dilucidar qué opciones podría contemplar la Infanta Sofía, quien a juicio editorial, considera que la hermana menor de Leonor tiene una personalidad encantadora y que en ocasiones, logra poner a la sombra a la Princesa de Asturias al punto de robarle popularidad entre la población.

Porque para este medio citado, hay que poner atención a la más pequeña del núcleo fuerte de la Corona: pensar en que la Infanta Sofía pueda ser llamada a gobernar no resulte descabellado tomando en cuenta que ni su abuelo Juan Carlos ni su padre Felipe fueron primogénitos y se entronizaron. Si bien resulta cuestionable el planteamiento gracias a la Ley Sálica, si algo nos enseñaron nuestros soberanos, es que nada debería sorprendernos.

Sin embargo, la periodista Pilar Eyre se atreve a vislumbrar una vía alterna. Esto, de acuerdo a lo que considera que podría ofrecer a España la Infanta Sofía a partir de su percepción: "Tiene una belleza moderna, ojos rasgados, nariz respingona, (muy poco borbónica). Tiene el carisma, la fotogenia y la altura de una modelo, lleva las prendas con mucho estilo. Sofía va a ser el verso suelto que dé color y humanice a la familia real".

 

Todas las miradas comienzan a enfocarse en la Infanta Sofía.

La autora, incluso se adelanta al paso del tiempo para intentar conseguirle una proyección profesional a la Infanta Sofía, quien apenas este próximo 29 de abril cumplirá 14 años. Para Eyre, no sería de extrañar que la hija menor del Rey Felipe se decante por profesiones como la enfermería (punto de convergencia entre sus abuelas, la Emérita Sofía y Paloma Rocasolano) o el periodismo, oficio que ejercieron la Reina Letizia y su abuelo materno, Jesús Ortíz.

Pero ¿qué piensan sus padres ante esta posibilidad? Si bien resulta casi imposible saber qué opinión le merece a la Consorte pensar en la posibilidad de que la Infanta Sofía se convierta en periodista, sí se sabe que el Rey Felipe tiene una posición bastante clara al respecto, tanto así que dejó plasmada como ley la prohibición para los miembros de la Familia Real restantes (de acuerdo al nuevo organigrama de Zarzuela), que ejerzan profesiones y cargos de forma paralela a sus funciones reales. Este sería un tema que deberá considerar la joven. Profesionalizarse o seguir el resto de su vida como la leal escudera de su hermana Leonor.

Esto, motivado a un tema meramente preventivo, en consideración a la tensa situación en Reino Unido por la renuncia de Harry y Meghan a la Familia Real británica y las controversias que por décadas han protagonizado las hermanas del Rey Felipe y antecesoras de la Infanta Sofía, Elena y Cristina, quienes empañaron el buen nombre de la Corona con sus actividades de "emprendimiento" que se tradujeron en verdaderos quebraderos de cabeza para la Institución. Por ahora es muy pronto, pero para la Infanta Sofía, a medida que crece, se le acerca la hora de decidir que camino tomará y debe pensarlo muy bien.