UN TESORO MUSICAL

El día en que Julio Iglesias y Milva coincidieron sobre el escenario con un tango para el recuerdo

La cantante ha fallecido en Milán a la edad de 81 años.
martes, 27 de abril de 2021 · 04:15

El mundo de la canción está de duelo porque el pasado 23 de abril falleció nada más y nada menos que Milva, la voz de la música italiana de estilo ecléctico que alcanzó el récord de ser la artista de su país con más discos grabados. Los especialistas en su obra aseguran que han sido 173 y que con ellos ha llegado a un total aproximado de 80 millones de copias. Considerando ese repertorio, no es sorprendente pensar que una vez coincidió con nuestro enorme Julio Iglesias.

En la actualidad los dúos y las colaboraciones son materia corriente en la industria musical porque sencillamente se trata de un modo que han encontrado los artistas de bajar los costos de producción (o compartirlos) y aunar los esfuerzos de ambas partes en pos de obtener mejores beneficios que los que conseguirían solos. Sin embargo esa es una práctica que era poco habitual antaño y de hecho hay más de un vocalista que se ha quedado con las ganas de compartir proyectos con Julio Iglesias.

MIlva ha sido una de las poquísimas afortunadas en tener la posibilidad de coincidir con el exmarido de Isabel Preysler y llama la atención que no lo hicieran en modo romántico sino en un asunto estrictamente profesional. Juntos reversionaron el célebre tango “Caminito”, un ícono argentino que seguramente fue escogido como elemento de unión entre dos artistas de nacionalidades dispares, como si se hubiese buscado que cantaran una canción que fuese un punto neutro para el repertorio de ambos.

En el video adjunto puede apreciarse un fragmento de ese momento que quienes estuvieron presentes seguro no olvidarán jamás y afortunadamente, existe registro fílmico para que las nuevas generaciones de alguna manera podamos ser partícipes de eventos tan representativos de la cultura popular. Vale destacar que Milva tenía bastante experiencia en la interpretación de la clásica canción sudamericana y otros títulos con los que se la recuerda son “Adiós”, “Pampa mía”, “La cumparsita” y “A media luz”. De hecho alguno de esos 173 discos que antes mencionábamos estuvo integrado parcialmente  por una interesante selección de tangos pues le encantaba cantar en idiomas que no fueran el que originalmente le pertenecía.

MIlva en vida debe haberse considerado una absoluta tocada por la varita mágica al haber podido combinar su arte con el de Julio Iglesias y es probable que ese sentimiento de gratificación haya sido recíproco. Para que tomemos dimensión de lo codiciado que es el intérprete de “Me olvidé de vivir” vale destacar que Rapahel aún lo está esperando para imitar a la italiana.