Tensión

Anabel Pantoja abandona "Sálvame" enfurecida con Kiko Matamoros y Jorge Javier Vázquez

Su pareja, Omar Sánchez, tiene una gran relación con Melyssa Pinto en "Supervivientes".
martes, 27 de abril de 2021 · 13:39

Anabel Pantoja llevaba una vida muy tranquila, se había alejado de los escándalos, pero parece que esa paz duró poco. Su pareja, Omar Sánchez, se animó a participar de la nueva temporada de “Supervivientes”. Al principio la sobrina de la tonadillera estaba contenta con la incorporación de su pareja al reality, pero parece que ahora está arrepentida.

“Supervivientes” comenzó hace algunas semanas y ya está dando mucho que hablar. Omar Sánchez y Melyssa Pinto se hicieron muy amigos, se apoyan mutuamente. La pareja de Anabel Pantoja la anima, la abraza, le saca sonrisas, muchos dicen que son la nueva parejita del reality. Al principio la prima de Kiko Rivera se lo tomó como humor, como una simple broma, pero parece que se cansó.

Anabel Pantoja se sentó en “Sálvame” para hablar de cómo ve a su pareja en “Supervivientes” y se terminó enfadado tras las interrupciones y comentarios malintencionados de Kiko Matamoros y de Jorge Javier Vázquez: “Anabel Amargada se va a su casa porque no sabe trabajar”. La influencer decidió abandonar el plató tras este tenso momento.

Anabel Pantoja abandonó "Sálvame".

Me voy porque Matamoros me agota.

Anabel Pantoja siempre ha estado predispuesta a hablar, pero todo tiene un límite. Se sintió muy mal, ponían vídeos de Omar y no le dejaban dar su opinión. Kiko Matamoros y Jorge Javier le señalaron que antes era más divertida, que se reía más: “¡No hemos dicho amargada, hemos dicho enfadada!”. La sobrina de Isabel Pantoja se cansó de las constantes burlas, parece que no tenía un buen día.

Anabel se cansó de los molestos comentarios de Kiko Matamoros.

Antes le parecía gracioso que el director de “Sálvame” transmitiera todos los lunes un vídeo de Omar y Melyssa donde no pasaba nada, pero ahora le parece pesado y cansador. Anabel dejó de lado su sentido del humor y simpatía y se puso seria, esperemos que regrese la sonrisa a su rostro.