OS HARÁ FLIPAR

La única cosa de la que se arrepiente Julio Iglesias y que jamás podrías haber adivinado

La vida del exmarido de Isabel Preysler está tan llena de recovecos que nunca dejará de sorprendernos.
lunes, 26 de abril de 2021 · 05:00

Si habláramos de vidas que parecen haber sido vividas al máximo y sin resquemores en ningún sentido, Julio Iglesias sería el líder indiscutible. Es dueño de una fama mundial forjada a base de mucho trabajo y sacrificio pero él es uno de esos artistas que pareció comprender que los ratos de ocio debían corresponderse a las horas de trabajo. Siguiendo esa línea es que se permitió disfrutar de todo lo que se propuso, a tal punto que mucho se lo ha criticado por eso pues también habría descuidado a la familia de la que era parte responsable.

La fama de galán es uno de los títulos que Julio Iglesias no puede quitarse de la espalda y eso se debe a que ha puesto bastante de sí en la construcción de ese mote. Considerando todo lo anterior es que resulta muy llamativa una declaración que realizó hace algunos años que tenía todos los elementos para ser tildada como un “mea culpa”, como si en un momento específico de su extensa carrera hubiese sido necesario repasar las cosas que cree que hizo bien y las que no tanto.

“Tengo muchos defectos. Son los lógicos que tiene el ser humano. Soy una persona a la que le gustan las cosas en orden, lo cual es un defecto, porque se pierde mucho el tiempo” expresó puntualmente el madrileño en una célebre entrevista y de esa manera dejaba ver que su meticulosidad es “esa cosa” de la que parece arrepentirse pues le traía consecuencias indeseadas. Esas palabras resultan llamativas pues en una vida tan jocosa y de pocos límites para el placer, no parecen tener mucha concordancia.

Esas manifestaciones de Julio Iglesias nos hacen pensar que la imagen que la mayoría tenemos de él no es la correcta o al menos no es con la que él se percibe, lo cual también tiene un poco de lógica pues de lo contrario no hubiese tenido una carrera tan espectacular como la que tiene incluso hasta la actualidad. Existen millones de ejemplos en relación a artistas sobrados de talento y carisma pero que no lograron trascender o perdurar sencillamente porque su falta de límites o de compromiso se los impidió.

Si antes de leer este artículo nos hubiesen consultado por nuestra opinión sobre algo de lo que Julio Iglesias debería arrepentirse, muchos de nosotros seguramente hubiésemos contestado que de haber sido un padre ausente o de las discrepancias sinsentido con su hijo Enrique o de no haberle sido fiel a la madre de sus retoños. Jamás hubiésemos imaginado que el cantante se califique como una persona amante del orden y de las disciplina y mucho menos que se arrepintiera de ello porque lo encaminaba hacia la pérdida de tiempo.