MISIÓN CUMPLIDA

El momento más esperado de “Mi hija”: Candan y Demir se casan y empieza una nueva etapa

Finalmente están sucediendo cosas buenas en la telenovela turca del momento, al menos por ahora.
lunes, 26 de abril de 2021 · 02:00

Hace algunos días anunciábamos que “Mi hija” estaba por poner en el aire uno de los momentos más esperados por los televidentes pues Candan se había animado y contra todos los pronósticos le había pedido casamiento a Demir. Solamente con ese suceso las expectativas estaban por los cielos pero aún reinaba cierto resquemor pues estaba la posibilidad de que ante tanta felicidad inminente, los planes se cancelaran.

Afortunadamente las cosas han salido tal y como estaban previstas y los protagonistas de la historia de amor de “Mi hija” han dado el “sí, quiero” en una ceremonia tan íntima que solamente ha contado con los testigos como únicos invitados. De todas maneras todo se ha desarrollado en el marco de la absoluta formalidad pues la boda responde simplemente a un pacto para obtener la tenencia de Oyku y no habría nada de amor.

En el video adjunto de Antena 3 es posible apreciar el momento en el que la veterinaria pasa a buscar a su futuro marido para presentarse en el registro civil y allí cumplimentar el trámite. Demir le dice que “está preciosa” y luego parece recordar que el matrimonio es un arreglo, de manera que no debería pronunciar palabras cariñosas que pudieran incomodar a su futura mujer. Sin embargo es evidente que hay una química latente entre ellos que es innegable y quizás con el correr de los capítulos se incremente.

Ahora los padres de la pequeña Oyku están conviviendo y esa permanencia puede llevar a que poco a poco ambos se vayan animando a destapar ese sentimiento romántico que todos los fanáticos de la serie ya dan por hecho. En el mismo sentido aquí habrá que prestar atención pues puede ser también que la cotidianeidad los lleve a descubrirse en facetas desconocidas que hasta podrían generarles conflictos.

Las anteriores son especulaciones de alguien que sigue la trama de “Mi hija” muy de cerca pero la realidad es que todo pinta bastante bien, de hecho muy bien comparado al drama al que ya la historia nos tiene acostumbrados. Oyku tiene un hogar y nunca eso ha sido una certeza tan firme de manera que solo resta esperar que el romance florezca entre Candan y Demir pues la semilla del amor ya está sembrada.

Otras Noticias