Increíble

De la gloria a la penuria: las complicaciones de la carrera de Candela Peña

La actriz estuvo inactiva durante tres años.
domingo, 25 de abril de 2021 · 11:26

Para ser un verdadero artista hay que tener un gran corazón y mucha sensibilidad. También es importante contar con fortaleza ya que es una carrera difícil, a veces se está en la cima y otras en el pozo. Candela Peña cuenta con todas estas características, es por eso que es una de las mejores actrices de nuestro país. Luego de períodos sin actividad, vive un buen momento.

La ganadora de tres premios Goya protagonizó la serie de Movistar+ “Hierro” y participó en “La Resistencia”. Conoce muy bien lo que es no llegar a fin de mes, en el 2013 recibió un premio Goya por “Una pistola en cada mano” y aprovechó para pedir trabajo: “Desde aquí os pido trabajo, tengo un niño que alimentar”. 

Estos tres años que hace que no trabajo ha salido de mis entrañas un niño que no sé qué educación pública le espera.

Su verdadero nombre es María del Pilar Peña Sánchez, pero sus padres se lo cambiaron a Candela tras leer “La Casa de Bernarda Alba”. Quería ser bailarina, tomó muchas clases de danza, pero a los 17 años eligió la carrera de interpretación y comenzó a estudiar en la Escuela de Nancy Tuñón en Barcelona. A Madrid llegó por primera vez en los años 90. 

En la capital de España rodó su primera película, “Días Contados”. Ese fue el inicio de su exitosa carrera, gracias a ese trabajo ganó el Ondas y el Premio Ojo Crítico, también fue nominada a los goyas por Mejor actriz de reparto y Mejor actriz revelación. Su trabajo con Almodóvar en “Todo sobre mi madre”, le dio el impulso que necesitaba.

La actriz recibió grandes premios.
Candela Peña estuvo 3 años sin actividad.

En el año 2003 recibió su primer premio de la Academia de cine por la película “Te doy mis ojos”. “Los premios no me han servido ni para trabajar más ni para ganar más ni para que te valoren más ni para que te den esas portadas”, confesó Candela PeñaMuchos la ven como una estrella, pero ella intenta demostrar que no es así, que en el mundo de la interpretación se viven más momentos de miseria que de gloria.

Este 2021 no tengo trabajo.