Dijo basta

Sara Carbonero reacciona frente a la prensa como nunca antes la habías visto

La periodista, de marcado perfil bajo, terminó hartándose de los paparazis que buscaban saber quién era el nuevo empresario misterioso en su vida.
jueves, 22 de abril de 2021 · 09:33

Con tan solo una escapada de fin de semana con amigos, Sara Carbonero se convirtió ayer miércoles, en la portada de varias revistas del corazón. ¿El motivo? Una supuesta nueva ilusión amorosa, de la mano de un empresario del sector agricultor. Su nombre, José Luis Cabrera Bonny, pareció por unas horas ser el nuevo “reemplazo” de Iker Casillas en la vida de la periodista.

Fue la portada de "Diez Minutos" la que encendió las alarmas sobre el nuevo amor de Sara.

Sin embargo, nada más lejano a la realidad. Fue primero Isabel Jiménez, amiga inseparable de la madrileña, quien aclaró, apenas unas horas más tarde de publicada la noticia, que “Jota” es uno de los mejores amigos de su marido Álex. Para agregar más, ambos se conocen desde la universidad y el motivo del fin de semana, fue realizar un viaje laboral, en el cual Cabrera ofició de anfitrión.

Para terminar de echar por tierra, todo tipo de hipótesis especulativa, la periodista de “Informativo Telecinco” aclaró que su amigo, lejos está de ser el interés amoroso de Sara Carbonero. Y esto se debe al hecho de que, lisa y llanamente, se encuentra casado hace dos años. Su esposa, oriunda de las Canarias, no pudo estar en Isla Graciosa por motivos laborales pero el mismo sábado, comió junto a todo el grupo.

Sara no quiso pronunciarse al respecto de los rumores.

Pese a que Isabel Jiménez aclaró los tantos, con respecto a la “nueva ilusión” de su amiga, lo cierto es que varios paparazzis siguieron a Sara Carbonero ayer por la tarde, para obtener información de primera mano. Pero lo que pudieron conseguir fue el enfado de la profesional, quien se cansó de que su vida de perfil bajo se vea ahora, sistemáticamente teñida de rumores y acoso por parte de la prensa.

La ex de Iker Casillas fue abordada cuando asistía a uno de sus restaurantes favoritos, con una de sus amigas. Visiblemente disgustada, se la vio a la profesional hablando con uno de los paparazzis que siguen diariamente sus pasos, gesticulando de una forma que la hacía notarla, molesta y enfadada.
 

El gesto de la periodista se tradujo como hartazgo.

Y es que Sara Carbonero ha sido siempre, pese a ser una periodista de los grandes medios de comunicación, una mujer que ha pregonado por mantener su vida privada, fuera del foco. A lo largo de los años fue algo que pudo mantener dentro de todo, en pie hasta que su sonada separación con Iker Casillas, la ha convertido en el nuevo punto de los paparazis del corazón.