Nuevas declaraciones

La tajante respuesta de Enrique Ponce cuando se le preguntó por Paloma Cuevas y Ana Soria

El torero nacido en Chiva sorprende en la rueda de prensa.
miércoles, 21 de abril de 2021 · 12:04

Como la mayoría sabe, el pasado mes de julio de 2020, Enrique Ponce y su todavía esposa Paloma Cuevas anunciaban a través de un comunicado oficial en sus respectivas cuentas personales de Instagram que habían decidido separarse después de 25 años de casados y dos hijas en común.

Lo cierto es que la noticia generó una gran repercusión en la palestra de los medios de comunicación y toda España estaba expectante a las novedades del matrimonio. Sobre todo, después de saberse que el diestro de 49 años mantenía una nueva relación amorosa con una hermosa joven de Almería, Ana Soria.

De momento, te contamos que el sobrino de Rafael Ponce Navarro Rafaelillo aparecía públicamente en una rueda de prensa, debido a la próxima presentación taurina que realizará el 29 de mayo de 2021 en Navalcarnero, atrayendo al foco mediático con sus recientes declaraciones.

Allí, los periodistas no solo indagaron sobre la corridas de toros, sino que también le preguntaron al torero nacido en Chiva cómo está llevando todo "lo acontecido" desde que se conociera su romance con la estudiante de abogacía y el divorcio con la madre de sus niñas.

De izquierda a derecha: Enrique Ponce, Ana Soria y Paloma Cuevas.

Lejos de mostrar una sonrisa, el maestro de depurada técnica y estilo purista fue tajante con su respuesta, dejó entrever claramente su molestia por la consulta a su vida privada y solicitó a los medios que lo dejaran en paz con tanto rollo aburrido.

Yo estoy muy bien, muchas gracias, y no tengo nada más que decir.

De esta manera, el valenciano se dispuso a frenar cualquier tipo de averiguación desagradable que esté fuera de lo que vino a hablar realmente. No obstante, diversos medios digitales expresaron que Enrique Ponce se ha pronunciado nuevamente al terminar la rueda de prensa y explicó por qué reaccionó negativamente.

No quiero decir nada. Me habéis dado un verano. Quiero vivir. Tenéis que entenderme que me haya sentido sobrepasado. No estoy acostumbrado, siempre me he portado bien con vosotros.