RECETA DE ABUELA

Coquitos, el dulce de antaño perfecto para acompañar el café de la sobremesa

No abandones este artículo porque este es uno de esos bocadillos que se consiguen con solo 3 ingredientes.
miércoles, 21 de abril de 2021 · 01:30

En Minuto España estamos absolutamente convencidos de que hay platillos que nos transportan directamente a momentos felices que suelen haber tenido lugar en la niñez. Por eso es que apuntamos a reivindicarlos porque con el proceso de pérdida de la tradición de cocinar en casa, se ha comenzado a creer que hay preparaciones que solo son buenas si se compran fuera. Los coquitos son un manjar perfecto porque se adaptan a la merienda o a la sobremesa y se consiguen con una facilidad increíble. Además, nos hacen felices.

Ingredientes para 30 unidades:

250g de azúcar

3 huevos

250g de coco rallado

Procedimiento:

Comenzaremos los coquitos precalentando el horno a 200° y prepárense porque realmente no podrán creer lo rápido que estarán sentándose a degustarlos. Una vez prendida la estufa lo que haremos será preparar dos láminas con papel aluminio para colocar allí los copos y que no se peguen. En un bowl amplio batiremos los huevos con el azúcar hasta que estén ligeramente blanquecinos y enseguida incorporaremos el coco rallado.

A continuación cambiaremos el batidor por una espátula para mezclar hasta que la preparación se ponga como una masa blanda. Luego iremos armando unas pequeñas bolitas con las manos (no es  necesario utilizar trastos de más) de aproximadamente 20g y las iremos colocando en el molde que preparamos antes. En esta receta no hay polvo para hornear ni harinas especiales de manera que no deben preocuparse por el crecimiento de los coquitos porque en el horno no aumentarán su volumen.

Finalmente enviaremos las bandejas al horno por unos 7 u 8 minutos y los coquitos estarán listos cuando observen que por encima están dorados. Es muy importante estar atentos a la cocción porque el huevo se cocina a temperaturas muy bajas y considerando que es lo único que tiene que cocinarse, en un breve descuido podrían quemarse. Si quieren ir un poco más allá podrían rellenarlos con dulce de leche pero así ya estarán perfectos para otorgar mucho placer.

Otras Noticias