DETALLES INÉDITOS

Ana Obregón abre el corazón y relata en primera persona cómo fue la despedida de su hijo

Por primera vez la bióloga se ha referido a los momentos previos y posteriores al fallecimiento de Álex.
miércoles, 21 de abril de 2021 · 16:53

El trece de mayo de este año se cumplirá un año desde que Ana Obregón comenzó a transitar la etapa más complicada de su vida. Falleció su hijo luego de un padecimiento largo de cáncer y aunque ese proceso fue terrible y sin precedente en cuanto a angustias, lo que vino luego de la muerte no ha sido más liviano según ella misma ha relatado. Es un hecho que no puede quitar de su memoria y con el que está intentando vivir para no caer, algo que se le está haciendo muy cuesta arriba.

Probablemente considerando que ya está muy cerca de cumplirse el primer año del fallecimiento, Ana Obregón ha accedido a brindar una entrevista a la revista “Vanity Fair”, quizás porque más cerca de la fecha no querrá tener ningún contacto con la prensa más allá de lo mucho que la busquen. El encuentro de la tertuliana con los reporteros del citado medio ha sido muy profundo y eso podemos saberlo mediante las manifestaciones que ha dado y que ya están siendo difundidas.

“Tengo que superarlo sola, poco a poco sé que lo voy a conseguir. Estoy en un momento muy vulnerable. Si y o empezara ahora con el vino o las pastillas, no me los quitaba nunca”, expresaba la exmujer de Alessandro Lequio poniendo en evidencia que aún está sumergida en lo más profundo del dolor pero que de todos modos sabe que podrá salir adelante. También ha quedado muy claro que habría tenido que poner en práctica importantes esfuerzos para no caer en la fantasía de los narcóticos como salvadores de las penas.

“Tuve 48 horas para hacerme a la idea. Me había ido al apartamento a duchar y me quería echar una hora, pero le acababan de hacer un TAC y Alessandro me llamó: 'Ana, ven. Ya no hay tiempo'. Estuvimos 48 horas cogiéndole los dos de la mano. Y así se fue. Me quedé abrazada a él bastantes horas, luego se lo llevaron”, agregaba posteriormente Ana Obregón. Con esas palabras estaba relatando por primera vez y aún con todo el pesar, cómo transcurrieron los últimos momentos con vida de su hijo y los posteriores al fallecimiento. La presentadora de “Las Campanadas” lo acompañó en todo el momento y probablemente esa sensación de mantenerse amarrada al cuerpo no pueda quitársela jamás.

Es posible imaginar que la elección de referirse al tema públicamente pueda ayudarle en el tránsito de esta etapa pues se trata de una manera muy valiente de enfrentar sus emociones. Algo similar viene haciendo desde hace un buen tiempo en redes sociales y sus seguidores lo tienen muy claro. Y es que el perfil de Instagram de Ana Obregón se ha convertido en un maravilloso álbum de fotos familiares en el que la presentadora de televisión cuelga imágenes de los momentos más representativos que ha compartido con su retoño.