Inesperado

Jesulín de Ubrique reaparece en el cumpleaños de su hija Julia Janeiro

La hija del torero y María José Campanario cumplió 18 años.
martes, 20 de abril de 2021 · 13:39

Julia, la hija de Jesulín de Ubrique y María José Campanario se convirtió en toda una celebridad. Luego de ponerle “me gustas” a publicaciones que se burlaban de Belén Esteban, la joven alcanzó una gran popularidad. Cambió su cuenta de Instagram a modo "público" y pasó de tener 6 mil seguidores a 100 mil, ahora es toda una influencer.

El pasado domingo cumplió su mayoría de edad, pasó un día rodeada de reporteros y paparazzi. No quiso dar declaraciones, parece que todavía no está acostumbrada y se asustó al ver tantas cámaras. La joven de 18 años almorzó junto a su novio, el futbolista Brayan Mejía, en un restaurante y sorprendió a todos con su look. Lució un vestido mini oscuro con unas mangas largas.

Todos saben que Julia Janeiro es amante de la moda, está pendiente a las últimas tendencias. Muchos la comparan con las Kardashian ya que tiene un estilo parecido, adora utilizar pestañas y uñas postizas. Con su madre tiene una gran relación, ambas decidieron tatuarse una significativa palabra, “Resilience”, que quiere decir “Resiliencia” en español.

La prensa la ha estado siguiendo y haciendo fotos, pero lo lleva con naturalidad, que es lo que le hemos inculcado desde muy pequeña.

Julia Janeiro cumplió 18 años.
Jesulín de Ubrique está orgulloso de Julia Janeiro.

María José Campanario dio declaraciones el día del cumpleaños de su niña, dijo que la joven estaba muy tranquila y que no iba a hablar con la presa. Lamentablemente ni Jesulín de Ubrique ni la ortodoncista pudieron estar con ella debido a la distancia física, pero aún así estuvieron unidos. Están muy orgullosos de Julia Janeiro, ya que es una señorita independiente.

Jesulín de Ubrique reapareció luego del cumpleaños número 18 de su hija, fue sorprendido por los reporteros, pero no quiso dar declaraciones sobre la joven. Solo se limitó a sonreír, un gesto vale más que mil palabras. Sin dudas el torero está tranquilo y en paz, sabe que ha hecho un gran trabajo con su niña.