La tormenta no amaina

La razón de la pelea entre Rocío Carrasco y Amador Mohedano resultó ser peor de lo que todos creen

Telecinco terminó la semana con el clan Jurado revolucionado, varios frentes de su disputa familiar abiertos y la ansiosa necesidad de encontrar verdades, al distanciamiento de la hija de la más grande de sus seres queridos.
sábado, 17 de abril de 2021 · 03:00

Cuando parecía que la cresta de la ola había comenzado a romper, una nueva revuelta en el océano mediático sacudió al clan Jurado. Tras emitir más de la mitad de los episodios de “Rocío. Contar la verdad para seguir viva”, Telecinco comenzó lentamente a sacar, sus otros ases bajo la manga. Primero, Carlota Corredera hablando por teléfono y en vivo con la mismísima Rocío Carrasco y ayer, Rocío Flores rompiendo el silencio.

En los últimos episodios, Rociíto rompió el silencio sobre la familia de su madre.

Fue en el debate de su propia docu serie que, la hija de la más grande telefoneó al aire a los tertulianos de Telecinco para comentarles que, la semana próxima, se haría presente en el set. ¿El motivo? Aclarar algunas dudas y cabos sueltos que hayan quedado de los capítulos de su vida. Versiones cruzadas entre Antonio David Flores y ella, la postura de sus hijos, la participación de Olga Moreno en “Supervivientes” y la relación nula con la familia de su madre, seguramente sean algunos de los temas a tratar.

Cuando esto parecía haber demostrado, que lo imposible puede hacerse realidad, un nuevo zasca nos dejó patas para arriba: Rocío Flores se abrió en canal en “El programa de Ana Rosa” y le habló en directo a su madre. Tras varias semanas de silencio absoluto sobre el tema, la joven se dirigió a Rocío Carrasco y le espetó públicamente, que si desea arreglar las cosas, llame por teléfono a sus hijos. La conmoción estuvo a la orden del día.

Rocío Flores habló a cámara dirigiéndose directamente a su madre.

Sin embargo, el viernes por la tarde, fue Rosa Benito la que defendió la postura de su familia y exmarido, Amador Mohedano. Este frente abrió nuevamente una vieja herida sin cicatrizar: ¿Qué pasó verdaderamente entre tío y sobrina? Fue la misma Rociíto quien reactivó la disputa familiar aclarando en su documental que “por desgracia”, Mohedano es su familia. Inmediatamente, el hermano de Rocío Jurado aclaró que nunca había sido consciente de los malos tratos denunciados por su sobrina y que él no priorizó, el vínculo con Antonio David Flores.

Cabe remontarse a tiempo atrás cuando la relación familiar era buena. “Mi tío ha sido la persona más importante en la vida de Rocío Jurado, tanto personal como profesionalmente. Mi madre moría con mi tío” dijo hace 11 años, Rocío Carrasco. Pero lo bueno, no dura para siempre. Tres años más tarde, el mismo Amador confesó en “Sálvame” que con su sobrina, no tenía relación. ¿La razón? Se había cansado de ser siempre él quien quisiese mantener contacto con ella. Para él, la heredera universal de la más grande lo despreciaba y en sus propias palabras, la chipionera había llegado incluso a dudar de su hija.

Amador Mohedano tiene una cita judicial pendiente con su sobrina y no hablará hasta que pase.

Esto hizo que la relación empeorara aun más. Durante los últimos años, Mohedano echó en cara a Rociíto el no haberse ocupado de sus hermanos, al mismo tiempo que aseguraba que, el culpable de manipular a la mediática había sido, todos esos años, Fidel Albiac. Al parecer, el abogado quiso hacer “una pirula” al momento de firmar el testamento de la más grande y su hermano se negó. Desde aquel entonces (en el cual supuestamente Rocío Carrasco llamó “sinvergüenza” a su tía Gloria), nada volvió a ser lo que era. ¿Cambiará esta historia en los próximos meses o se terminará de sepultar el lazo familiar para siempre? A preparar las palomitas que esto tiene para rato.

Otras Noticias